La comunidad educativa del turno vespertino del Colegio Camilo Zapata protagonizó este martes el décimo Ejercicio de Protección y Salvaguarda de la Vida, que les permitirá fortalecer la conciencia de prevención y mejorar sus planes de seguridad.

María Teresa Chávez, Directora del Colegio Camilo Zapata, expresó que este ejercicio lo realizan con el objetivo que los estudiantes estén preparados ante cualquier eventualidad que se presente en nuestro país.

Este centro alberga 1 mil 15 alumnos en el turno matutino, vespertino y sabatino. Hay que destacar que ante cualquier eventualidad, lo principal es salvaguardar la vida de los alumnos porque es lo más importante.

Este Centro de Estudios cuenta con Brigadas de Primeros Auxilios, Brigadas de Evacuación, Brigadas de Prevención, Brigadas de Seguridad y Brigadas Psicológicas, conformada por los mismos estudiantes.

En el Ejercicio que inició a las 2:00 de la tarde y se logró realizar en menos de 3 minutos, resaltó la participación de las Brigadas de Primeros Auxilios, quienes tienen como misión rescatar y dar atención a los heridos.

“Es muy importante atender a nuestros compañeros ya que podemos salvarles la vida, lo primordial es darle atenciones de primeros auxilios y expresarles que mantengan la calma”, dijo la joven Alexandra Vanessa García.

“Nuestro país es de eventualidades sísmicas es bueno que se realicen estos ejercicios para estar activos y atentos ante cualquier eventualidad”.

Es importante destacar que estos conocimientos adquiridos en estos ejercicios son puestos en prácticas en la familia.

“Lo aprendido también lo ponemos en práctica, recordando que los niños, personas de la tercera edad y mujeres embarazadas deben recibir una atención de prioridad”, comentó García.

El Gobierno está impulsando muy bien las medidas de precaución, para que estemos preparados ante eventualidades como éstas.

“La dirección del colegio nos ha enseñado como debemos de reaccionar, como evacuar ante una eventualidad como esta, salir con calma, con las manos en la cabeza, sin nervio y sin correr buscando la zona de seguridad”, finalizó Virginia Sevilla.