En esta sesión especial participaron los diputados de la Asamblea Nacional, representantes de la FAO y de las Naciones Unidas.

Vaagts manifestó que esta reducción se debe en parte a las leyes y programas que se ejecutan en Nicaragua, cuyo objetivo es fortalecer la seguridad y soberanía alimentaria.

También reconoció que esta reducción se debe al esfuerzo que ha venido desarrollando el sector cooperativo productivo del país. En Nicaragua existen unas 4 mil 250 cooperativas de primer grado, mil 200 pertenecen al sector agrícola y forestal. Las cooperativas agrícolas generan el 70 por ciento del empleo rural y el 40 por ciento de la producción nacional.

En Nicaragua la FAO trabaja con 82 cooperativas, en la que están aglutinadas unas 8 mil 800 personas, entre estas mil 500 mujeres. Vaagt resaltó que la ley SSAN (Seguridad y Soberania Alimentaria Nutricional) está teniendo gran impacto social, porque mejora la seguridad alimentaria y nutricional de los nicaragüenses, contribuyendo a alcanzar la meta propuesta en los objetivos del Desarrollo del Milenio.

Gobierno Sandinista impulsa seguridad alimentaria

En esta sesión especial también participó el compañero Guillermo González, coordinador de la Secretaria Ejecutiva de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESSAN) y que brindó sus consideraciones en representación del Ministro de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa.

González manifestó que estos logros en materia de seguridad y soberanía alimentaria, se da dentro de la objetivos planteados en el Plan de Desarrollo Humano que promueve el Gobierno Sandinista desde el 2007 cuando el FSLN retoma el poder, para dar protagonismo a las familias.

“Es importante que en el Plan de Desarrollo Humano está colocado que la reactivación económica y la reducción de la pobreza es el motor del modelo de desarrollo en el Gobierno, ya que no se puede lograr el desarrollo en Nicaragua sin superar la pobreza, ni se puede superar la pobreza sin el desarrollo económico”, citó González.

Patentizó que el Gobierno Sandinista seguirá fortaleciendo los diferentes programas sociales que procuren seguir reduciendo los niveles de subnutrición y eleven los índices de alimentación de las familias.

“La soberanía y seguridad alimentaria nutricional en el marco del Plan Nacional de Desarrollo Humano, es el epicentro que permite enrumbar la mayor parte de las políticas y programas del gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional”, concluyó el funcionario del Poder Ciudadano.