Masaya es tierra de tradiciones y como tal, durante las fiestas de San Jerónimo, todos los domingos los visitantes pueden disfrutar de una amalgama de expresiones culturales que la hacen sin lugar a dudas la cuna del folclor nicaragüense.

Este 13 de noviembre por quinto domingo consecutivo en la Plaza San Jerónimo miembros de diferentes grupos de bailes dieron rienda suelta a su amor por la danza. Especial mención merece que este domingo iniciaron los bailes de Negras y Diablitos, dos manifestaciones danzarías propias de esta región del país.

El Alcalde Orlando Noguera señaló que Masaya es rica en expresiones folclóricas destacando el Toro Venado, Los Agüizotes y los bailes.

En el caso de los bailes de Negras y Diablitos, estos se presentan particularmente los domingos de noviembre en esta plaza de la Ciudad de Las Flores. Estos también van de casa en casa haciendo presentaciones.

“Una gran riqueza cultural y folclórica tenemos en Masaya, en las fiestas patronales en honor a San Miguel y a San Jerónimo”, subrayó.

Todo este derroche cultural culminará el domingo 4 de diciembre con una rondalla con 21 marimbas tocando simultáneamente, acompañadas por los filarmónicos y el coro departamental. Igualmente habrá muestras de los diferentes trajes que se usan en las fiestas de Masaya.

Cada uno de estos bailes están muy bien arraigados en la idiosincrasia de los masayas, quienes por promesa o bien por tradición cada año toman sus trajes y bailan al son de las marimbas y chicheros.

“Yo estoy orgulloso, mis papás me inculcaron el baile. Yo soy originario de Nindirí, orgullosamente nindiriseño”, dijo Fernando José Areas, quien no hay año que pierda la oportunidad de poder demostrar su talento a las miles de personas que concurren a ver los bailes en la Plaza San Jerónimo.

“Masaya es un semillero, desde que estamos chiquitos hasta que la vida nos alcanza (nos gusta) bailarle a nuestro patrono”, expresó Olga Solís.

Los bailes salen de cualquier lugar, sin embargo, es tradición que el primer lugar donde se baile es en el atrio de la Iglesia del santo patrono de Masaya.