Los ánimos estaban caldeados. Los contendientes se miraban fijamente mientras sus caretas eran acomodadas sobre sus pequeñas cabezas.

La música estaba a todo volumen. Bajo las luces amarillas que iluminaban el cuadrilátero montado en el centro del parque conocido como La Menen, en Monseñor Lezcano, los menudos niños se imaginaban convertidos en un Chocolatito o un Alexis Argüello.

Tras cada alarido de las campanas y los avisos de inicio del comentarista los pequeños deportistas de este barrio se lanzaban uno contra el otro con energía pero con respeto entre sí mismos. Esa es una de las lecciones más conocida de Alexis y de las que siempre religiosamente toman en cuenta.

“Está bueno para que los niños no anden de vagos. Mejor que se metan al deporte”, comentó el pequeño Orlando “El Pollo” Navarro, vencido pero optimista y con ánimos de seguir practicando este deporte.

“Está bueno porque así luchamos contra las drogas, los vicios y buscamos algo creativo, que a toda Nicaragua le gusta y no vernos perdido en las drogas”, comentó por su parte Bismarck Vega.

Katherin Parrales, del Movimiento Deportivo Alexis Argüello explicó que esta forma parte de la restitución del derecho a practicar deportes, que el Gobierno Sandinista del Comandante Daniel y la Compañera Rosario han venido impulsando.

Las categorías en las que los 30 jóvenes se midieron fueron la Gallo, la Pluma y la Wélter.

Trabajo en equipo, recreación sana y la paz que pueden disfrutar los nicaragüenses en los parques y espacios que se han creado para el disfrute de la familia.