Tras conocerse el fallecimiento del ex alcalde de Masaya, Félix Trejos, amistades, trabajadores de la Alcaldía, miembros del Frente Sandinista y de diferentes instituciones del Estado, se congregaron en su casa de habitación donde la noche de este sábado se realizó el velorio.

Ahí fueron recibidos por su esposa, Juanita Prado, sus hijos y resto de familiares, quienes agradecieron el gesto de cariño por quien dejó una huella imborrable en la noble labor de servidor público en la Ciudad de Las Flores.

El cuerpo del ex alcalde permanecerá en su casa, ubicada de la Policía una cuadra al oeste y 1/2 al norte, hasta el mediodía de este domingo, cuando será trasladado a la Alcaldía donde se le rendirá homenaje.

A las 3:00 de la tarde será trasladado hacia la Parroquia de la Asunción donde se oficiará la santa misa, previo su sepultura en el cementerio Jardines de Paz.

Trejos fue vice alcalde de Masaya entre 2004 y 2008, y alcalde entre 2009 y 2013. Este último año el Consejo de Ancianos de Monimbó lo declaró Hijo Dilecto de esa comunidad indígena.

Especial reconocimiento recibió de parte del Alcalde de Masaya, Orlando Noguera, de quien Trejos fue vice alcalde del 2004 al 2008. Noguera aseguró que el fallecido alcalde deja un enorme legado en la ciudad, figurando como una persona ejemplar y como un funcionario sandinista comprometido con el servicio a la comunidad.

“Él como abogado estuvo sirviendo a nuestro pueblo, como vice alcalde sirviendo a nuestro pueblo, como alcalde sirviendo a nuestro pueblo. Nos deja un legado de servidor público”, refirió, destacando además que Trejos fue un hombre preocupado por el bienestar de las personas desde su conciencia revolucionaria.

“Creemos que estamos comprometidos a continuar ese legado que él nos deja”, subrayó Noguera luego de firmar el libro de condolencias.

A la vela se hicieron presentes también representantes de la Juventud Sandinista de todos los municipios de Masaya. Ellos realizaron guardia de honor junto al féretro del ex alcalde, como símbolo de la gratitud que le guardan las nuevas generaciones.

Los jóvenes recordaron que Trejos fue un ferviente impulsor del deporte, además de una persona cuya entrega siempre fue manifiesta por su disposición al compromiso revolucionario.

“La juventud llevamos ese legado en nuestros corazones y en nuestra mente”, dijo Mario Téllez, coordinador departamental de la JS.