Ser prudentes a la hora de conducir fue el llamado que hizo el Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, Arzobispo de Managua, durante la celebración eucarística de este jueves, un evento litúrgico en el cual se elevaron oraciones por el descanso de aquellas personas que han fallecido como resultado de accidentes de tránsito.

“Junto a la Dirección de Tránsito (de la Policía Nacional) hemos querido ofrecer esta misa del jueves eucarístico por todas aquellas personas que han fallecido en accidentes de tránsito y hemos orado para que el Señor, a todos los que somos conductores, nos dé el don de la prudencia porque es mejor llegar un minuto tarde que no llegar, porque sabemos que un accidente no solo causa dolor a la persona accidentada, sino que detrás de esa persona está una familia”, manifestó el Cardenal.

El Arzobispo de Managua, señaló que constantemente la Iglesia católica trabaja en coordinación con la Policía Nacional haciendo conciencia sobre la importancia de prevenir los accidentes de tránsito de manera especial en fechas tan claves como Semana Santa y la temporada de diciembre, haciendo el llamado a la prudencia a aquellos que salen de vacaciones fuera de sus ciudades y departamentos y si van a conducir que no tomen y si toman que no conduzcan, así como los peatones deben ser prudentes al momento de cruzar una calle.

El Cardenal afirmó que junto a la Policía de Tránsito continuarán trabajando en orar al Señor por las víctimas de los accidentes, pero además ya han conversado en la posibilidad de establecer un día especial para elevar las plegarias a Dios por estas personas designando el segundo jueves del mes de noviembre a fin de que en todas las parroquias de la Arquidiócesis puedan orar e ir poco a poco evitando tanta muerte que causa dolor a una familia por un accidente de tránsito.

El jefe de la Dirección Nacional de Tránsito, Comisionado general Roberto González Kraudy, aseguró que la realización de eucaristías para orar por las víctimas de accidentes es una muestra de solidaridad de la institución con las familias y al mismo un mecanismo para ir cambiando actitudes en la población nicaragüense, llamando a la responsabilidad y el respeto de la vida.

“Estamos haciendo todo un esfuerzo de concientización, de responsabilidad por protegerle la vida a las familias nicaragüenses”, apuntó el jefe policial.

González Kraudy señaló que durante los próximos meses del año continuarán desarrollando un esfuerzo extraordinario en aras de proteger la vida de las familias y evitar los accidentes de tránsito.