Muchos años de tradición y esfuerzo, le llevó a la familia Matuz García, para poder crear la imagen de la Santísima Virgen María, patrona de los nicaragüenses, con una fina perfección, esteticismo y realismo.

Han logrado darle ese toque realista a la hermosa imagen de la Madre Protectora, la cual lleva ojos de vidrio, pestañas, corona, vestido muy detallado, con sus ángeles, todo ello le imprime un aspecto más altivo, pero que a la vez transmite esa maternidad suprema.

El artesano Miguel Matuz, explica que para llegar a este trabajo bien logrado, la familia ha necesitado más que años de experiencia, una inspiración prácticamente divina; ese contacto inexplicable que hay entre el artista que moldea la imagen, con algo meramente espiritual.

En esta temporada, en que Nicaragua se acerca para celebrar a la Purísima Concepción de María, son decenas los encargos de imágenes que tiene la familia Matuz García.

“El material que trabajamos es la resina; es un buen material porque se pueden lavar, pastear y poner a la intemperie. Mientras que el yeso es más frágil, cualquier movimiento se daña”, explicó.

En este sentido, este artesano, asegura que no solamente ha trabajado la imagen de la Virgen; sino que también, de acuerdo a las temporadas, la familia también trabaja otros imágenes, como San Miguel Arcángel o San Francisco.

“Los clientes nos dan un anticipo por el trabajo. Invertimos las ganancias. Es un trabajo de calidad, las imágenes quedan finas, y eso es preciado por el cliente, porque le llama la atención este trabajo”, aseguró.

El plan de esta familia, es seguir superándose; tener un taller mucho más grande; tener más clientes, y es para ello que en las próximas semanas estarán incorporándose al Parque Nacional de Ferias, donde las familias podrán conocer el trabajo que realizan, así como adquirir su hermosa imagen de María Protectora, Madre de Dios.