Doña Yadira Hernández se levanta muy temprano para limpiar su vivienda, labor que todos los nicaragüenses deben de realizar para contribuir con la lucha anti epidémica.

La mañana de este martes brigadistas de salud se dispusieron a fumigar más de 800 viviendas en el barrio Hialeah, ubicado en la capital.

“Muy buenas estas jornadas de fumigación, pero lo importante es que los pobladores nos sumemos manteniendo limpio nuestro hogar y erradicando los posibles criaderos”.

“Le hacemos un llamado a la población a que siempre mantengan los recipientes de agua tapados, ya que de no hacerlo el zancudo pone su huevo y se reproduce”, explicó Jeremy Benjamín Medrano.

Hizo un llamado a las familias a que siempre que los fumigadores pasen cierren las puertas de sus hogares por 20 minutos para que el veneno haga su efecto y mate al zancudo adulto.

Arlen Gabriela Ortiz, dijo que “es excelente esta jornada de fumigación porque así estamos evitando los casos de enfermedades transmitidas por zancudos, al mismo tiempo nosotros contribuimos a limpiar nuestro hogar y nuestro barrio”, dijo la jovén Arlen Gabriela Ortiz.

“Me parece excelente esta jornada porque así combatimos el zancudo y es algo que nos ayuda a evitar estas enfermedades y todos debemos abrir las puertas de nuestros hogares para que realicen la fumigación”, finalizó Gabriela Hernández.