Presidente-Comandante Daniel conmemora el 40 Aniversario del Tránsito a la Inmortalidad del Comandante Carlos Fonseca Amador. 8 de Noviembre del 2016:


40 Años ya del Tránsito a la Inmortalidad del Comandante Carlos, y aquí estamos con Tomás... ¡Tomás, el Hermano Mayor de esa Generación! Porque Carlos, siendo un

muchacho, Estudiante ya de último año de Secundaria, anduvo luchando por la Libertad de Tomás, un Joven Universitario que había sido encarcelado, y torturado, a raíz del ajusticiamiento del tirano por la mano heroica de Rigoberto.

Y el Coronel Santos López, de la Generación de nuestro General Sandino, entonces un Niño. Ya nuestro General al frente del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, y el Coronel Santos López, en su Primera Etapa de Lucha, un Niño, que se incorporó al Coro de Ángeles, el Coro de Combatientes, que eran Niños, Jóvenes, del Ejército Defensor.

Luego alcanzó, a lo largo de la lucha, el Grado de Coronel, y acompañó a nuestro General a las Negociaciones de Paz aquí en Managua. Y cuando se produce el asesinato de nuestro General, cuando ya lo van a capturar los traidores, dirigidos por el Imperio, cuando lo van a capturar, asaltan la casa de Sofonías Salvatierra donde se encontraba, entre otros Combatientes, el Coronel Santos López; y él, a la hora del asalto resulta herido, y logra escapar hasta Territorio hondureño.

Por eso es que el Coronel Santos López es el Eslabón Vital entre Sandino y Carlos Fonseca, y Tomás, y Silvio Mayorga, y Jorge Navarro, y esa Juventud, esa Juventud que logró reunir Carlos para establecer las Bases, desde las Raíces profundas de nuestra Historia, del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

¡40 Años...! Y ahora, en pleno Siglo 21, Siglo de Lucha por la Vida del Planeta, que pasa necesariamente por la Lucha por la Paz, por el Fin de la Guerra; que pasa también por la Lucha a favor de la Justicia, para que desaparezca el Hambre, la Pobreza y la Extrema Pobreza, de todo nuestro Planeta; que pasa por la Defensa de la Madre Tierra, de los Recursos Naturales.

Esas son las grandes Batallas que se están librando hoy en nuestro Planeta, y que están librando y estamos librando los Pueblos con mucha Dignidad y, cada vez que nuestros Pueblos se manifiestan por la Paz, como lo ha hecho nuestro Pueblo este Domingo 6 de Noviembre, no está más que manifestando nuestro Pueblo la Convicción de que la Paz, hoy más que nunca, es fundamental para la existencia de la Especie Humana, para la existencia del Planeta Tierra.

Y qué mejor Homenaje para nuestro Hermano, Comandante Carlos, que esa Gran Victoria... ¡Victoria por la Paz, por la Estabilidad, por la Seguridad de nuestros Pueblos, y de los Pueblos del Mundo! Trasciende, esa Victoria trasciende a lo que son las diferentes formaciones políticas... ¡trasciende! Porque ese es un Compromiso que está en todos los Pueblos del Mundo: El Compromiso de luchar por la Paz.

Y aquí [email protected] construyendo desde las Raíces de nuestra Historia, que supo recoger Sandino, que luego supo rescatar Carlos, y que luego han logrado tomar en sus Corazones ustedes, [email protected] Jóvenes, [email protected] de esta Nicaragua Libre, y Ben-dita, Cristiana, Socialista y Solidaria. En ustedes está la Bandera de la Paz.
Ahí están nuestras Raíces, nuestra Historia, y nuestro Compromiso, y hoy aquí ante Carlos, en su 40 Aniversario, ante Tomás, ante el Coronel Santos López, ratificamos una vez más: Estamos comprometidos con la Paz que tanto le ha costado conquistar a este Pueblo.

Hoy más que nunca le juramos, a Carlos, a Tomás, al Coronel Santos López, y a Sandino, y a Darío, y Andrés, les juramos, que la Paz llegó a Nicaragua para quedarse hasta el infinito, y que vamos a seguir construyéndola, vamos a seguir modelándola, como la trabajan los Artesanos de nuestros Pueblos; esos Artistas, esos Poetas, que agarran el barro, el Barro de la Vida, y le dan más Vida todavía convirtiéndolas en Obras, que son motivos de admiración y de orgullo de nuestros Pueblos, y de quienes visitan nuestro País.

Con ese mismo tesón del Artesano vamos a seguir construyendo la Paz, en esa Gran Unidad que las Familias nicaragüenses, desde los que menos tienen hasta los que más tienen, [email protected] [email protected] uniendo esfuerzo, para generar empleo, desarrollar la Economía, y erradicar la Extrema Pobreza y la Pobreza de nuestra Patria.

Es el gran Compromiso que hoy ratificamos, que no son palabras, porque es una práctica que hemos venido sometiendo a prueba, a una prueba de fuego, de aquellos que no quieren la Paz. Pero ha sido más fuerte la Voluntad del Pueblo, la Voluntad de [email protected] [email protected], la Voluntad de [email protected] [email protected], la Voluntad de [email protected] [email protected], la Voluntad de la Juventud, de [email protected] Estudiantes, de [email protected] [email protected] por Cuenta Propia... ¡de [email protected] [email protected] nicaragüenses!

[email protected] [email protected], las Mujeres, [email protected] [email protected] en esa Gran Alianza, en esa Gran Unidad por la Paz, que explica el alto grado de Estabilidad y de Seguridad que tiene Nicaragua.

Gracias le damos a Dios... Al Dios de los Cielos y de la Tierra ! El Dios, el Big Bang, ahí estaba, cuando el Big Bang ahí estaba Dios. ¿Quién pegó mecha ahí? ¡Fue Dios! ¡Fue Dios! ¿Quién encendió en ese momento de la explosión donde surgió el Universo, y donde después vino nuestro Planeta, y vino la Vida a la Tierra? Ahí estaba Dios.

Igual, en esta Lucha por la Paz, en esta gigantesca Reconciliación de las Familias nicaragüenses, porque cada día somos más [email protected] nicaragüenses que hemos aprendido a enterrar el odio, y a cultivar la Solidaridad y el Amor entre las Familias nicaragüenses. Ahí venimos fortaleciendo y forjando la Paz en esta Nicaragua Bendita, de Carlos, de Tomás, de Santos López, y de todos nuestros Héroes y Mártires.

Qué mejor Homenaje para Carlos, que decirle a Carlos: Hermano, te estamos cumpliendo. Y decirle a Sandino: General, te estamos cumpliendo. Y decirle a Zeledón: General, te estamos cumpliendo. Y decirle a José Dolores Estrada, y a Andrés Castro: Sargento Andrés Castro, General José Dolores Estrada, les estamos cumpliendo. Y decirle a Diriangén: Les estamos cumpliendo, porque al fin Nicaragua, después de Siglos alcanzó la Paz... ¡Bendita Paz, que sabremos cuidar y continuar fortaleciendo!

¡Que Viva el Comandante Carlos en su 40 Aniversario del Tránsito a la Inmortalidad!
¡Que Vivan las Familias Nicaragüenses!
¡Que Viva la Paz!
¡Que Viva la Paz!
¡Que Viva la Paz!