Directivos de los partidos Alianza por la República (APRE) y Partido Liberal Constitucionalista (PLC) por separado, reconocieron que la Alianza Unida, Nicaragua Triunfa, encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) obtuvo de manera contundente el respaldo mayoritario del pueblo nicaragüense en las elecciones nacionales del pasado domingo.

El candidato a presidente del APRE, Carlos Canales, junto a otros directivos, afirmó estar totalmente satisfecho de los resultados oficiales brindados por el CSE, los que establecen que el FSLN ganó con el 72.5 % de los votos, mientras el PLC quedó con un 15 % de respaldo, seguido del PLI con 4.5 %, ALN con 4.3%, PC 2.3 y APRE 1.4 %.

"Estamos totalmente satisfechos con esos resultados, porque un partido político que tiene realmente 8 años de vida, estamos dando pasos de gigantes, ya contamos con esa confianza de un sector del pueblo nicaragüense", dijo Canales que agregó que la población llegó masivamente a las Juntas Receptoras de Votos y participó en paz y tranquilidad.

Durante su intervención, agradeció al pueblo nicaragüense por dar ejemplos de civismo y haber participado en las elecciones.

"Tuvo eco el llamado porque los nicaragüenses concurrieron a las urnas y quiero agradecerle por la confianza del mensaje del APRE por esos votos que recibimos, de ese sector de los nicaragüenses que nos dio ese voto, contamos con un total de 197 mil 480 votos a nivel nacional en las cuatro elecciones", detalló Canales.

También reconoció el trabajo del CSE y a las diversas direcciones de este Poder Electoral, que trabajaron y apoyaron a cada partido.

PLC se declara la "segunda fuerza política"

Una hora después, Las autoridades nacionales del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) encabezados por su presidenta, María Haydee Osuna, y el ex presidente Arnoldo Alemán, reconocieron de esta manera los resultados de esta elección.

El fiscal nacional del PLC, Silvio Américo Calderón, manifestó que su candidato presidencial Maximino Rodríguez al quedar en segundo lugar, ganó la diputación constitucional.

De esta manera, el PLC se autoproclamó la “segunda fuerza política” en Nicaragua, con el 15% de los votos, distante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que alcanzó el 72.5% de los votos.

“Gracias a Dios se llevó a cabo el proceso electoral sin mayor incidencia, esto significa que siguen prevaleciendo los procesos electorales como el instrumento, el mecanismo y el gendarme que resguarda en este país, que es tan importante para todo estado”, reconoció Américo Calderón.