El ex presidente de la Asamblea Nacional Luis Humberto Guzmán, calificó el proceso electoral vivido el pasado domingo, como un ejercicio muy sobresaliente y que sirve de ejemplos en otras naciones de América Latina y de otros continentes con altos niveles de desarrollo.

“La tasa de participación registrada es una base suficientemente sólida para acreditar la legitimidad y la renovación del mandato del presidente Daniel Ortega”, aseguró Guzmán.

Insistió que la presencia de la población en las urnas, es un mensaje de tranquilidad y eso fue precisamente lo que ocurrió durante los meses y semanas previas a las elecciones.

Guzmán considera que esa paz y tranquilidad de las elecciones, es porque la población ha venido madurando en cuanto a criterio político, además que se ha sido rutinario los procesos electorales.

Encuestas acertaron

Sobre el resultado electoral, Guzmán indicó que las encuestas nacionales e internacionales acertaron en sus pronósticos. “En el caso de Nicaragua han acertado correctamente, respecto a la aprobación, a la intención de votos del presidente Daniel Ortega y sobre la participación electoral, los estudios de opinión tuvieron acertados”.

Sobre el principal reto que tiene la administración sandinista, el analista considera que se debe seguir avanzando en la agenda social y de desarrollo del país.

En iguales términos se refirió el periodista Moisés Absalón Pastora, que manifestó que las encuestas previas a las elecciones, fueron acertadas “y es el resultado final de aquellos sectores que no creían en esos números, porque no les favorecía”.

Resaltó que si el FSLN logró la inmensa mayoría, es porque la familia sandinista y los miembros de la Alianza Unidad Nicaragua Triunfa, llegaron a votar y los que no salieron a votar fueron los que se dicen oposición no encontraron candidatos, ni propuestas en sus partidos políticos.

“Este es un reconocimiento pleno a esa labora gigantesca que Daniel Ortega y doña Rosario Murillo han venido haciendo y que ahora van a consolidar ya en una formula, en una papeleta presidencial a partir del próximo quinquenio”, declaró Pastora.

Finalizó diciendo que Nicaragua ahora se monta en la plataforma de despegue y que junto a los nicaragüenses de buena voluntad, van a integrarse a un dialogo para comenzar a trabajar en más desarrollo.