Tal y como lo establece la ley, en punto de las 6 de la tarde de este histórico 6 de Noviembre, día en que los nicaragüenses participaron de las Elecciones Generales 2016, los Centros de Votación -donde ya no habían personas en fila- cerraron sus Juntas Receptoras de Voto, para dar inicio al conteo de votos.

De acuerdo a la ley, los centros de votación deben cerrar a las 6 de la tarde, a excepción de que todavía permanezca gente haciendo fila para ejercer su voto.

El Centro de Votación del Instituto Rigoberto López Pérez al igual que los otros Centros del país, procedió al cierre de sus Juntas Receptoras de Votos.

Las Juntas Receptoras de Votos están conformadas por un presidente, un suplente, primer miembro, simplemente del primer miembro, segundo miembro y suplente del segundo miembro, y fiscales de cada partido quienes una vez cerrada las JRV proceden al conteo de votos, y luego realizan el cierre de acta.

Una vez realizado este procedimiento los miembros de las JRV empacan el material electoral y se dirigen al Centro de Cómputos, acompañados de los Policía Electorales.

“Todo ha transcurrido en tranquilidad durante todo el proceso de cierre y hasta el momento tenemos 3 Juntas Receptoras de Votos de las 19 JRV del Centro del Votación ubicado en el Ministerio del Trabajo”, dijo Irene Smith Coordinadora del Centro.

“Cuando los miembros de cada JRV terminan el escrutinio, arman el empaque del expediente y paquete electoral, y cuando están listas las 19 JRV proceden abordar los buses para ir a dejar al Centro de Cómputos los resultados electorales”, finalizó.

Hay que destacar que una vez que cierra la JRV de cada CV, se procede al escrutinio de los votos, luego se elaboran las actas, se procede al empaque del paquete electoral, y el proceso continua con la hoja de resultados que es pegada en la parte exterior de cada JRV de su Centro de Votación y luego el presidente de la JRV acompañado de los Centros de Votación llevan las actas de escrutinio al Centro de Cómputos.