El pueblo nicaragüense decidió romper las cadenas de la explotación a que lo sometió la derecha recalcitrante, sobre todo en los 16 años de gobiernos neoliberales que solo hambre y miseria le dejó al pueblo.

Hoy, con un futuro luminoso a la vista, el pueblo nicaragüense apoya masivamente al gobierno Cristiano, Socialista y Solidario que lideran el Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo.

TRABAJAR JUNTO AL PUEBLO, ES SIGNO DE VICTORIA

Decimos y aseguramos que el pueblo apoya masivamente al Gobierno del Frente Sandinista por todos los programas sociales implementados durante los últimos seis años de buen gobierno a favor de las grandes mayorías, es decir, EL SOBERANO.

Por esas razones, el Frente Sandinista debe ganar por lo menos el 90 por cientos de los 153 municipios del país, en las elecciones municipales del próximo cuatro de noviembre.

No es de extrañarnos, pues, que el binomio presidencial Ortega-Murillo se encuentre en la cúspide de popularidad nunca antes visto en la historia política de Nicaragua.

Esa popularidad no es gratuita, sino producto del contacto directo todos los días entre nuestros gobernantes y el pueblo, a quien se le escucha y se le cumple no con demagogia, sino con el corazón puesto al servicio del pueblo.

TRABAJAR JUNTO AL PUEBLO SIGNIFICA RESTITUCION DE DERECHOS

La popularidad del binomio presidencial Ortega-Murillo que las encuestadoras los coloca en un 76 por ciento, también es producto de la alianza que ha promovido con todas las fuerzas de la sociedad: trabajadores, empresarios, productores, jóvenes, mujeres y adultos.

Esta alianza nacional significa mejorar todos los días la vida de los  nicaragüenses, restituyendo sus derechos con justicia y dignidad. Esta alianza nacional promovida y estimulada por el Comandante Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, es por lo que han sido calificados con las notas más altas de popularidad dentro del pueblo nicaragüense.

MILITANTES SANDINISTAS SON FACILITADORES REALES

El mandato de nuestros gobernantes llevó a que, los militantes del Frente Sandinista se han convertidos en facilitadores reales para solucionar los problemas de toda índole del pueblo.

Esta militancia sandinista que trabaja puerta a puerta, hombro con hombro, de día y de noche, como las hormiguitas, junto al pueblo, que ya decidió, por una inmensa mayoría, que el Frente Sandinista debe ganar abrumadoramente las elecciones municipales.

El altísimo apoyo que recibe el binomio presidencial Ortega-Murillo no solo se debe a las exitosos programas sociales, sino que, a como dice el pueblo nicaragüense en las diferentes encuestas, nuestros gobernantes se apegan estrictamente  a la ley, por lo que, el país, va por el rumbo correcto, inspirando en la población esperanzas de un futuro mejor, porque se nota en todos los ámbitos del país, que Nicaragua progresa todos los días.

SANDINISMO SE CONSOLIDA Y “OPOSICION” SE DESPLOMA

Si el Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo se consolidan como los más populares entre los nicaragüense, también las estructuras gubernamentales están bien posicionadas dentro de la población.

Las encuestas demuestran que todos los ministerios y entes autónomos van en concordancia con la filosofía del binomio presidencial Orgega-Murillo, de que todos los esfuerzos deben ser dirigidos a buscar el bienestar del pueblo nicaragüense.

Esta unión gobierno-pueblo, es la que dará la victoria al Frente Sandinista en las elecciones municipales.

Mientras el Frente Sandinista se consolida dentro de la población, los auto-llamados “opositores” se desploman a grados de impopularidad realmene alarmantes, con el camaleonico Edmundo Jarquin con 70 por ciento de impopularidad.

Por eso, la “oposición” está cosechando lo que sembró: tempestades y el pueblo los castigará severamente en las elecciones municipales.

Entonces, la inmensa popularidad del Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, trabajando arduamente junto al pueblo, se vislumbra, sin lugar a dudas, una victoria por avalancha el próximo cuatro de noviembre.