Como parte de las tradiciones nicaragüenses, este 2 de noviembre, centenares de granadinos llegaron al Cementerio General de Granada, con arreglos florales en manos, para visitar los espacios donde descansan los restos mortales de sus seres queridos, en el Día de los Fieles Difuntos.

Para quienes llegan al cementerio de Granada, a visitar a sus fieles difuntos, este día, es un momento nostálgico, pues en sus mentes se reúnen hermosos recuerdos, y depositar una ofrenda florar o arreglarle el lugar donde descansan sus familiares o amigos, es únicamente una pequeña muestra de amor que aún prevalecen en ellos.

La señora Esperanza Gutiérrez, durante todo el año, visita la bóveda donde está enterrada su querida madre, pero para ella y su familia, el 2 de noviembre, es un día muy especial, desde horas tempranas de la mañana le ubican coloridas flores, veladoras y se sienta a la par de la bóveda durante todo el día, para orar y compartir de los recuerdos.

“Yo los visito cada vez y cuando, pero este día yo los arreglo, y los paso cuidando. Aquí está mi madre, es mi madre la que tengo aquí, y ahora tengo un hijo de crianza también”, expresó Gutiérrez mientras señalaba la bóveda de su mamá.

“Para mi venir al cementerio el 2 de noviembre, significa venir a ver la tumba de mi madre, como un recuerdo único, y me impresiono porque ya no la tengo, y por eso visito el cementerio con tanta devoción, para estar a la orilla de su tumba, para tener un recuerdo más”, dijo Arturo Mondoy, mientras colocaba flores en las bóvedas de sus familiares.

El entrar y salir de las familias granadinas a este Campo Santo, mantuvo el dinamismo de vendedores de flores y alimentos que ofertaban sus productos, así como las personas que con machete, palas, escobas y otras herramientas se dedicaron a realizar limpiezas en las bóvedas.

Por su parte, la Alcaldía del Poder Ciudadano de Granada y la Juventud Sandinista, como todos los años llegaron al Cementerio de Granada, para depositar ofrendas florales a los compañeros y compañeras que con sus vidas ofrendaron las victorias revolucionarias, gesto que llena de emotivos momentos, no solo a los familiares de los héroes y mártires, también a las nuevas generaciones.

“Hacemos un acto simbólico de entrega de ofrenda floral a nuestros héroes y mártires que lucharon y dieron su vida por esta revolución y por el frente sandinista”, manifestó la coordinadora de Juventud Sandinista en el departamento de Granada, YaroslavaMúñoz, quien además ratificó el compromiso y disposición al trabajo, amor a la revolución, amor al frente sandinista, y sobre todo amor a nuestra población”.

“Fue una lucha dura, para nosotros fue muy importante, porque por ellos estamos ahora en pie, dándole continuidad a la revolución sandinista”, dijo Cindya Cano, al referirse al legado que dejaron los héroes y mártires que descansan en el cementerio granadino,nombrado por la Asamblea Nacional en el 2012, Patrimonio Cultural de la Nación.

“Venir al cementerio es venir a darle tributo a los difuntos, especialmente aquellos que murieron por luchar, por tener la paz en nuestra Nicaragua bendita y siempre libre. Mi madre era la coordinadora de las madres de héroes y mártires de aquí de Granada, ella siempre estuvo en la lucha, para mantener esta paz, derrocar el somocismo, y que en la actualidad todo los jóvenes sea los promotores de la igualdad, de justicia, y de seguir adelante”, dijo Yorleni Cano, hija de la recordada compañera Julita Cano.