Por motivos ajenos a mi voluntad, tenía un buen tiempo de no venir a la bahía de Miami. Pero, arriesgando a costas de mi salud, ya estoy instalado en mi silla mirando las azules y cristalinas agua por donde pasa, constantemente, el Barco insignia de la esperanza, EL Barco insignia de las Revolucion Sandinista capitaneado certeramente por el Comandante Daniel Ortega y la futura Vicepresidenta de Nicaragua. Poeta Rosario Murillo.

Mi visita a esta bahía tiene hoy un motivo muy especial, porque desde aquí vislumbro, desde ya, que el próximo domingo, seis de noviembre que celebran en Nicaragua elecciones presidenciales, el pueblo nicaragüense, EL SOBERANO, EL SABIO, reelegirá, sin ninguna duda, al Comandante Ortega como Presidente de Nicaragua y a la Primera Dama, poeta e intelectual Rosario Murillo, como la primera Vicepresidenta en la historia de Nicaragua.

Detrás, pero muy, muy lejos, aparece un barcucho autollamado “oposición” que se quedo a la deriva en alta mar y ni siquiera les alcanzó para participar en los comicios presidenciales del próximo domingo.

Pero en estos comicios también participan otros cinco partidos políticos y sus respectivas alianzas, que no deben confundirse con los auto-llamados “opositores”, que son los vende patria de la extrema derecha liderados por el diario La Prensa y que quedaron excluidos de este ejercicio realmente democrático.

Mas bien, estos extremistas de la derecha nicaragüense que solamente buscan la violencia, deben responder por los más de 10.000 millones de dólares que pertenecen al pueblo nicaragüense y que se esfumaron entre 1990 y 2006 en manos de prestidigitadores, mientras de sus bocas espumosas salía la manoseada palabra democracia, que en su léxico particular significa corrupción.

La verdad que estos falsos “opositores” de la extrema derecha, deben pedirle perdón al pueblo nicaragüense por todo el mal que le han hecho durante tanto tiempo y reconocer que el Partido Frente Sandinista de Liberación Nacional es el único a través de toda la historia de Nicaragua, el que se ha preocupado por sus conciudadanos.

En víspera de las elecciones generales, el pueblo debe juzgar a estos “opositores de mentira”, porque sus actuaciones han sido moralmente delictivas, pues aplicando la teoría del “mal menor”, dejaron al país moral y económicamente en bancarrota, con miseria, analfabetismo, favelas, tugurios y peor aun, una democracia enclenque.

Por eso, la democracia verdadera, la democracia del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, se comenzó a construir hace 10 años, con la llegada al poder del comandante Daniel y la Compañera Rosario, con el contundente mandato que les dio el pueblo ratificado hace cinco años y que volverá a ser ratificado este próximo seis de noviembre para seguir profundizando la verdadera democracia que es el bienestar del pueblo nicaragüense, sin excepción alguna.

Quisiera terminar este artículo, el último antes de los comicios generales, con tres vocablos utilizados por la Poeta Murillo el 10 de noviembre del 2011, después del triunfo en las elecciones de ese año: LA ARMONIA, LA RECONCILIACION Y EL TRABAJO.

La armonía, nos dice Rosario, es como una sinfonía. Todos marchan por el camino correcto en beneficio de todos. Para obtener armonía es necesario trabajar juntos, es decir, todos los nicaragüenses, sandinistas y no sandinistas.

Por lo tanto, agrega la Poeta Murillo, el llamado a la ARMONIA, va acompañado con el constante llamado a la RECONCILIACION, dejando en el oscuro pasado, la violencia y poniendo todos nuestros esfuerzos en la creación de empleos, para que el pueblo tenga un trabajo digno. Todo se conjuga en tres vocablos: ARMONIA, RECONCILIACION Y TRABAJO. TRES SUEÑOS QUE CADA DIA SE HACE REALIDAD Y SE PROFUNDIZARAN CON EL CONTUNDENTE TRIUNFO DEL PROXIMO SEIS DE NOVIEMBRE.

ASI ES. ASI SERA.