Un fuerte movimiento telúrico hizo temblar las paredes de Tulsa, la segunda ciudad más grande del Estado de Oklahoma, Estados Unidos, de acuerdo a reportes en las redes sociales.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) señaló que el temblor tuvo una magnitud de 4.5 grados (primeramente se había ubicado en 4.1), a una profundidad de 2.6 kilómetros, con epicentro a unos 15 kilómetros de la ciudad de Tulsa.

En redes sociales, varias personas que habitan cerca del epicentro afirman haberse despertado producto del temblor que agitó las paredes de sus casas.