En punto de las 8 de la mañana de este martes, el equipo de brigadistas de la salud, se preparan para iniciar una jornada más de fumigación, y más que admirar la labor de estos hombre y el agotador trabajo que lleva cargar los pesados equipos, también hay que destacar como la población cada día va tomando conciencia de la importancia de abrir las puertas de sus hogares para combatir juntos y juntas al mosquito transmisor de epidemias.

El sonido de los equipos de fumigación, es un timbre para las familias quienes inmediatamente abren las puertas de sus hogares y van guiando a los brigadistas por cada rincón de su hogar, para que no quede un lugar sin fumigar.

Cargando a su pequeña en brazos, doña Martha Lorena Hernandez abrió el portón de su casa, ubicada en el barrio Nora Astorga, sacó unas sillas y se dispuso a esperar con tranquilidad en las afueras de su casa, que los brigadistas hicieran su loable labor.

“Para mí es muy importante contribuir con la jornada, porque esta fumigación es a favor de nuestra salud y previene que nos enfermemos, señaló Hernández.

“Lo que nosotros hacemos es continuar con la lucha anti epidémica, no podemos bajar la guardia, debemos saber que la fumigación es para acabar con el zancudo adulto. Las larvas son eliminadas con la destrucción de criaderos y limpieza. El abate hay que mantenerlo porque él tiene una vida de 2 meses”, comentó Zoyla Canales, Directora del Centro de Salud, Altagracia.

Es bueno que vengan a fumigar para acabar con las epidemias que hay, y nosotros debemos de contribuir con la limpieza, dejar abatizar y mantener tapado los recipientes con agua”, señaló Mariangeles Torres.

“Esto lo manda nuestro Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, quienes se preocupan por la salud del pueblo y abonan a la salud preventiva, un beneficio para toda Nicaragua”, dijo Auxiliadora Hernández.

“Importante que nosotros mantengamos limpia nuestra casa, eliminar posibles criaderos y siempre permitir la abatización y la jornada de sensibilización para conocer más de cómo podemos contribuir en el combate contra las epidemias”, finalizó Georgina Chamorro.