Las familias que visiten a sus fieles difuntos este primero y dos de noviembre, podrán atenderse en el puesto médico que ha sido instalado en cada campo santo.

El objetivo de este servicio es garantizar la atención inmediata a personas que producto del calor o las emociones se descompensen o sufran algún malestar.

"Nosotros estamos aquí brindando todos los servicios de salud, viendo que es una movilización masiva y tradicional para ver nuestros deudos entonces aquí las personas pueden sufrir deshidratación por eso estamos dando las orientaciones básicas como que porten su sombrilla, que ingiera bastantes líquidos y di hay personas hipertensas acá estamos para atenderlos", explicó la doctora Guillermina Quant Monte.

La adulta mayor, Rosa María González, fue una la primera paciente atendida. Ella buscó el puesto médico al sentir un calambre que no la dejaba caminar.

"Anduve buscando a mi difunto y no lo encontré y cuando me vine me agarró un calambre y me trajeron rápido aquí".

"Es una gran cosa que esté este puesto aquí", valoró la señora.

José Luis Hernández, dijo "Es buenísimo lo que están haciendo porque así uno si se siente mal puede venir a que lo atiendan".