La fe y devoción del pueblo nicaragüense se encuentra concentrada en un solo lugar, al continuar abierta al público la bella exposición de los Santos Patronos, en la Plaza de la Fe “San Juan Pablo II”.

Ahí este lunes las familias que la visitaron pudieron presenciar la procesión de San Jerónimo, Patrono de los Masayas, y la procesión de la Virgen de Montserrat, patrona de los Concheños.

La Tradicionalista Martha Cecilia Toribio Navarro, acompañó hasta la Exposición de Todos los Santos de Nicaragua al Toro Venado el Malinche, quienes bailaron a San Jerónimo, Santo Patrono de los Masayas.

“Estamos aquí con mucha fe y mucha devoción ante nuestro Santo Patrono el doctor San Jerónimo y San Miguel Arcángel, aquí esto es una pequeña muestra de lo que es nuestro tradicional Toro Venado el Malinche que esta tarde venimos a bailarle a San Jerónimo con mucha fe, con mucho amor y sobre todo a nuestro pueblo, a nuestros semejantes”.

Asimismo, la compañera Jacaranda Fernández, vice alcaldesa del municipio de Masaya, expresó que este encuentro entre todos los Santos Patronos, es una muestra del Amor y la fe cristiana del Gobierno Sandinista, una fe que cobija a los nicaragüenses.

“Hoy vamos hacer un pequeño recorrido por los altares bellos que están a disposición de la población para que disfrutemos ver a los diferentes patronos de cada uno de los municipios, queremos trasladarles ese sentimiento y sobretodo en este momento en donde Nicaragua vive ese panorama de paz, de tranquilidad, con mucha esperanza renovando la fe”.

Sobre esta muestra de tradición y fervor religioso, la señora Erika Mercado dijo: “Es bien bonito lo que hicieron, porque así podemos conocer más sobre las tradiciones, por lo menos yo desconozco muchos Santos que veo y pues ahora ya sé a qué municipio pertenecen”.

“Yo he ido a varias fiestas patronales en el país, pero la verdad que me gusta poder venir y ver todos los santos milagrosos en un solo lugar, todos están bien bonitos arreglados y bien alegre está la música de chicheros”, manifestó Leonor Bustillo.