La Compañera Rosario Murillo expresó la solidaridad de Nicaragua con las familias italianas que se vieron afectadas por el terremoto de 6.5 grados que ocurrió en la nación europea al amanecer del domingo, tiempo de nuestro país.

“Muchos derrumbes. Gracias a Dios no hubo víctimas. Pero sí muchas pérdidas. Y sobre todo la pérdida del patrimonio histórico y cultural del pueblo italiano. Nuestra solidaridad con las familias”.

En cuanto a los sismos ocurridos en nuestro país, la Compañera destacó los ocurridos la noche del domingo en Managua, y que fueron sentidos por las familias que habitan cerca del epicentro, al sur de Managua.

Tres sismos en Managua, 2.8 (grados) el de mayor magnitud. Aunque me decían que se había sentido fuerte. Aquí en el centro de Managua no se sintió, sólo en el Distrito 5, a las 10:46 (de la noche). Dicen que se sintió como un ramalazo seco. Algunas familias cercanas al epicentro, al sureste de Estancia Santo Domingo reportaron estar en alerta”.

“Luego tuvimos uno al sureste de Monkey Point, en Bluefields, con magnitud 2.8… ¡Y 200 metros! Bien somero, de profundidad, el día sábado”.

En cuanto los volcanes, la Compañera mencionó que éstos se mantuvieron en su estado de actividad habitual.

Sobre el clima, la Compañera dijo que incursiona en territorio nicaragüense una vaguada, actualmente ubicada en el Caribe.

“Continúan bajas presiones en nuestro territorio. Me decía el Comandante (Lumberto) Campbell que esta mañana en Bluefields llovía torrencialmente, mientras se preparaban, me contaba el compañero Iván Acosta, que estaba allá preparándose para el Cierre de la Campaña del Buen Corazón, de la Buena Voluntad, allá en el Caribe Sur estaba lloviendo torrencialmente, que esperaban que mejorara el clima para en la tarde”.