La inauguración del museo fue realizado con un acto sumamente colorido, lleno de folklore en la plazoleta del mercado de artesanías de la ciudad de Masaya a donde  acudieron no solo el Ministro de Turismo Mario Salinas, sino el subdirector de cultura Luis Morales, así como el responsable de la cooperación española en Nicaragua, José Manuel Mariscal.

La plazoleta se encontraba llena totalmente, mientras en la tarima pasaban grupos de danza como el “Alejandro Vega Matus”, que danzó El Güegüense y Los dos Bolillos, entre otros.

De acuerdo con el Ministro de Turismo, Mario Salinas, “la inauguración del museo tiene un significado importante para el turismo en general, para la ciudad de Masaya y su cultura ya que estamos recogiendo las tradiciones y las leyendas de esta ciudad, como cuna del folclore nicaragüense”.

“Destacó que dentro de la promoción  turística que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional está haciendo en todo el país, Masaya tiene una particular importancia, en primer lugar por todo el valor y riqueza artesanal que existe en Masaya, que está a 27 kilómetros de Managua”, destacó el ministro de turismo.

Más atractivo para Masaya


El compañero Salinas dijo que el objetivo del museo “es darle más atractivo, más posibilidades de visitar y conocer la ciudad, las tradiciones, la historia, la cultura de lo que son los masayas y eso es muy interesante para los turistas que ya no quieren solamente sol y playa, sino que quieren conocer la idiosincrasia de los pueblos, como vive la gente, su cultura, sus orígenes, sus tradiciones”.

La inversión realizada en el museo son más de 100 mil dólares, explicó el Ministro, quien añadió que solo en acondicionar el edificio y las muestras que tiene adentro el gasto sube los 80 mil dólares y si le agregamos el valor del edificio, pasamos los 100 mil dólares, todo lo cual se hizo con el apoyo de la cooperación española.

Por otra parte destacó que también en breve se lanzará la ruta de los volcanes y añadió que se hará en Granada, en León y en otros lugares del país, lo cual cuenta con el apoyo financiero de Luxemburgo y de la Unión Europea.

Por su lado el responsable de la cooperación española en Nicaragua, José Manuel Mariscal manifestó “su reconocimiento a los artesanos, los empresarios, los ciudadanos de Masaya por su trabajo y su compromiso de todos los días como verdaderos protagonistas de lo que ocurre a diario en el país”.

Todos los días se hacen cosas nuevas en Nicaragua

Recalcó que “la cantidad de cosas que se hacen, los avances y éxitos de este país, que todos los días da un pasito firme por seguir adelante, por dar un mejor futuro a todas las personas que habitan en este país, tienen y seguirán teniendo un socio, un aliado y un amigo, que es el gobierno y pueblo de España que ha caminado junto y seguirá caminando junto con los esfuerzos que los habitantes de Nicaragua y sus instituciones hacen”.

Aseguró José Manuel Mariscal que “en Masaya llevamos mucho años caminando juntos, de la mano, trabajando decididamente por Masaya, porque nosotros si confiamos en Nicaragua y si creemos en Nicaragua y si creemos que es posible salir adelante trabajando juntos, hoy es un buen ejemplo para demostrar como trabajando en equipo se logran buenos resultados”.

Destacó el diplomático español que la construcción del museo “es un motivo más para visitar Masaya para conocer su rico patrimonio de Masaya y cultura y que sumado a la gran oferta turística de Nicaragua seguiremos teniendo los mismos éxitos de estos años en cuanto al número de visitantes que vienen a conocer y sentir lo que es vivir en Nicaragua, lo que es creer en Nicaragua y amar a Nicaragua”.

Por otro lado el Ministro Salinas destacó que hasta agosto habían llegado al país unos 600 mil turistas, pero se espera que al finalizar el año se llegue a un millón 125 mil, al tiempo que añadió que su satisfacción porque Nicaragua está prosperando, posicionándose, cada vez se conoce más, hay más interés en Europa, en Norteamérica y recientemente se inició trabajos en Suramérica participando en la feria de turismo de Brasil.