Tras entregar el Presidente Daniel Ortega Saavedra 8 títulos de propiedad a las comunidades originarias y afrodescendientes de la Costa Caribe de Nicaragua, hizo realidad el sueño de cientos de familias que durante décadas han esperado este momento histórico.

Tymond Robins Lino, represente de los Mayangnas, en agradecimiento a este derecho que ha hecho efectivo el Gobierno Sandinista, entregó al presidente Daniel Ortega un cuadro con el General Augusto C. Sandino, este obsequio es una muestra del respeto y la seguridad que tienen con el Frente Sandinista.

“Hemos adquirido el reconocimiento, la defensa y la restitución de los derechos a la propiedad comunal a la nación y pueblo Mayangna, a todos los pueblos originarios de la costa Caribe así como los pueblos afrodescendientes", externó.

"Nosotros hemos entendido que nuestro gobierno ha sido el único que ha respetado y reconocido los derechos históricos de los pueblos originarios", resaltó Robins.

"En el caso del pueblo Mayangna, desde 1930 el General Sandino estuvo en Bocay, en Wawa, Waspú, todos los que son los territorios Mayangnas hoy conocidos como Bosawás, el General Sandino fue acompañado por los Mayangnas en todo su recorrido, el pueblo Mayangna por eso siempre hemos estado a la par del Gobierno Sandinista, por eso siempre tuvimos la esperanza de cumplir este sueño histórico".

Robins resaltó que a partir de ahora los pueblos podrán trabajar la tierra para vivir mejor.

“Ya tenemos el título de propiedad, ese es un instrumento que nos permite afianzarnos, producir, aprovechar los recursos naturales que tenemos de manera formal y legal”.

Asimismo, Ralph Mullins, presidente del gobierno comunal de Bluefields, expresó que este es el inicio de más caminos de prosperidad para las comunidades.

"Es una gran felicidad y es un momento histórico, ya que nosotros hemos esperado esto por años, aunque somos comunidad autóctona que hemos estado ahí más de cien años nunca habíamos tenido en mano el título del territorio".

"Este es un inicio, nosotros como comunidad creole de Bluefields, creemos que históricamente hay un territorio inmenso que nos pertenece, pero va por etapas y este inicio sólo lo pudo hacer el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional dirigido por el comandante Ortega y la compañera Rosario Murillo".

No es un regalo, es un derecho

"Como dijo el Comandante Daniel Ortega, este no es un regalo, es un derecho que tenemos como pueblos afrodescendientes y nos alegra mucho que el comandante junto con su equipo nos haya reconocido un derecho a nosotros y a todos los pueblos indígenas, puede estar seguro el gobierno del comandante Ortega que nosotros el día 6 de noviembre vamos a estar depositando nuestro voto por el Frente Sandinista, que es el partido que comprende a las minorías étnicas y a los pueblos afrodescendientes".

Por su parte, la Procuradora Deborah Grandison, manifestó: "Para nosotros como Costa Caribe esto es trascendental, ha sido una gran demanda tanto para la región norte como sur, reconocemos que en el 2007 hubo una orientación clara del comandante para priorizar la demarcación, entregarle la tierra a los afrodescendientes, pueblos originarios, también la ley de autonomía así que ha sido todo un trabajo para llegar a este día tan trascendental, histórico para la Costa Caribe a como es darle la identidad al pueblo costeño".

Sin duda alguna, las mujeres quienes por años han pedido el derecho a su tierra a otros gobiernos que se olvidaron de ellas, son las más victoriosas. Ellas ahora son protagonistas de su territorio.

"Le doy gracias a Dios por este título que hoy es una realidad gracias a nuestro gobierno que nos está entregando, ahora nosotros sabemos que nuestro territorio es de nosotros porque aquí nos da el poder y el derecho para defender nuestra tierra que es para nuestra familia, para el buen vivir" dijo Ana Valeria Rafael Alfred.

Por último, el señor Anderson Toby, afirmó: "Para nosotros este título es importante por dos razones, uno es el rescate del derecho que tiene la comunidad indígena a su territorio; y dos porque tenemos nuestros recursos naturales y marítimos (…) y ahora sentimos que somos los dueños legítimos, un triunfo de toda la comunidad indígena de la Costa Atlántica".