Magdalena Laguna, responsable de educación permanente del Hospital Fernando Vélez Paiz, comentó que el objetivo de la celebración es promover en niños y adultos la importancia del lavado de manos como mecanismo primario para la prevención de enfermedades.

Laguna explicó que las principales enfermedades que se generan por no lavarnos las manos pueden ser diarreas y otras infecciones, que se transmiten por las bacterias que se acumulan en las manos sucias.

“De aquí podemos llevarle y transmitirle infecciones a nuestra familia. La feria no es solamente para los niños, pero a ellos, desde que están chiquitos les tenemos que enseñar cómo se deben lavar las manos”, comentó.

Laguna precisó que para un efectivo lavado de manos se requieren por lo menos 45 segundos, recomendó el uso de jabón o gel desinfectante, y hacerlo preferiblemente antes de comer y despues de cualquier actividad como ir al baño, llegar del trabajo, entre otras.

Por su parte el doctor  Gerard Fonseca,  representante de Colgate Palmolive, expresó que el lavado de manos es la intervención costo efectiva más barata para prevenir enfermedades.

“Todo mundo tiene jabón en su casa para lavarse las manos, muchos estudios demuestran que lavarse las manos  disminuyen hasta en un 50% la aparición de diarreas, infecciones de la piel,  infecciones de los ojos, infecciones por parásitos, de forma que se previenen muchas enfermedades con el correcto lavado de manos”, aseguró.

“Por esa razón el  hospital materno infantil Fernando Vélez Paiz  está realizando hoy esta feria del  lavado de manos y Colgate Palmolive y su marca Protex está apoyando la feria”, indicó.

Fonseca recomendó que para hacer más efectivo el lavado de manos “hay que tratar de frotar todas las superficies de las manos, sobre todo las llamas de los dedos porque entre las  uñas es donde más se acumulan bacterias”.

Madres de familias que participaron con sus hijos en la celebración reconocieron que es bueno que se motive en la población el correcto lavado de manos.

Lidia Avendaño, comentó que de esa manera se evitan muchas enfermedades que atacan a los niños.

Cony Ballesteros indicó que las madres deben aprender a mantener a sus hijos aseados para protegerlos de las enfermedades.

Finalmente, Jamileth Palacios comentó que los niños acostumbran a llevarse sus manos a la boca a cada rato. “Ellos tocan cosas, juegan con los  animalitos, entonces tienen que aprender a lavarse las manos para que así las bacterias  no se las lleven a la boca y no se enfermen del estómago”.