Entre otros temas, el diplomático nicaragüense destacó que la misión que representa aboga por el respeto a la Carta de la OEA, el respeto de las normas internacionales, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

En declaraciones al 19 Digital, el Embajador Moncada, reiteró que Nicaragua está a favor de la solución pacífica de los conflictos, la negociación y el diálogo por sobre el uso de la violencia, así como a favor de la no intervención en los asuntos de otros Estados soberanos.

Destacó que una misión de acompañamiento de la OEA está llegando a Managua, de cara a los comicios de noviembre próximo, la cual cuenta con pleno apoyo del Gobierno y del Consejo Supremo Electoral para que cumplan su objetivo en las mejores condiciones.

Asimismo detalló otros aspectos, como el rol que juegan los países del ALBA en el ámbito regional y la necesidad de revisar el Sistema Interamericano de Defensa y sus organismos como el denominado Tratado de Asistencia Recíproca (TIAR), al cual calificó de obsoleto.

Presentamos las declaraciones del Embajador Denis Moncada Colindres:

P.- Embajador Moncada, cuál es la agenda actual y los temas prioritarios que impulsa Nicaragua en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA)?

La OEA tiene  pilares principales relacionados con Democracia, Seguridad Multidimensional, Desarrollo Integral, observación de los procesos electorales en los países del hemisferio y apoyo a la solución de conflictos. Dentro de ese marco referencial son diversos los temas que ocupa la actual agenda que impulsa nuestro Gobierno ,entre ellos el fortalecimiento de la unidad de los países Latinoamericanos y Caribeños, las alianzas estratégicas con los países miembros del ALBA y del SICA, con los cuales unimos esfuerzos y acciones encaminados a hacerle frente al crimen organizado transnacional, a la narcoactividad en la región centroamericana, así como al cambio climático y el calentamiento global con sus consecuencias sobre los ecosistemas de nuestros países.

En el ámbito electoral, en estos momentos se ha iniciado el proceso de acompañamiento de la OEA a las elecciones municipales, contando con el pleno apoyo de nuestro Gobierno y del Consejo Supremo Electoral para que cumplan su misión en las mejores condiciones.

Conjuntamente con los países centroamericanos hemos logrado que se reconozca el principio de responsabilidad compartida pero diferenciada con relación a la narcoactividad y al crimen organizado transnacional, para que los países productores y consumidores asuman la responsabilidad en la dimensión que les corresponde. Otro tema prioritario está relacionado con la valoración del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, tratando de que su autonomía no se convierta en extralimitación de funciones en detrimento de su Convención creadora, en perjuicio de la soberanía de los Estados, y superar la politización de algunos de sus  funcionarios, que han utilizado estas instituciones con fines políticos contra los Estados y Gobiernos independientes y progresistas de la región, razones  por las que el Gobierno Bolivariano de Venezuela denunció a la Convención. También continuamos participando en las reflexiones y debates sobre la Carta Democrática Interamericana, desde la perspectiva nicaragüense, que implica respeto a los principios de no injerencia y  no intervención.

Nicaragua enarbola los principios de soberanía, independencia y autodeterminación de los pueblos. Aboga por el respeto a los propósitos y principios de las Cartas de la ONU y de la OEA, por el respeto a las normas del derecho internacional,  de los derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario.

En su actuación internacional Nicaragua ha recurrido al principio de la solución pacífica de las controversias en sus relaciones internacionales y ha respetado los fallos emitidos por la Corte Internacional de Justicia. Estos son parte de los parámetros con que actuamos en la OEA, haciendo presencia activa, posicionando estos principios y actuando solidariamente  con los países hermanos que se han visto afectados  por la transgresión de los mismos.

Bloqueo a Cuba: Política inhumana

P.- Cuáles son las más recientes iniciativas planteadas alrededor de temas pendientes  como el Bloqueo a Cuba, las amenazas del Reino Unido contra Ecuador, el debate sobre el asilo político, el tema de Paraguay y otros asuntos que atentan contra la (estabilidad) inestabilidad de los pueblos latinoamericanos y del Caribe?

En lo que respecta al inhumano bloqueo en contra del pueblo hermano de Cuba, Nicaragua ha denunciado y condenado en el seno de la Organización de los Estados Americano de forma reiterada, la continuidad de esta política inhumana y anacrónica del Gobierno de los Estados Unidos, en contra del Gobierno de Cuba, política que ha sido rechazada en el marco de la OEA, aunque con menos intensidad que en las Naciones Unidas, en la que recordamos las múltiples resoluciones que ese organismo ha  aprobado condenando esa agresión prolongada. De igual manera hemos demandado la liberación de los 5 héroes cubanos prisioneros en los Estados Unidos, hemos expresado que hay que tener en cuenta también razones humanitarias para lograr su libertad.

En cuanto a las amenazas del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, de pretender ingresar en los locales diplomáticos de la República del Ecuador en ese país para detener a Julián Assagne, hemos mantenido la firme posición de que ello constituye una violación de la Convención sobre Relaciones Diplomáticas, del 10 de abril de 1961 y de la Convención sobre Relaciones Consulares del 24 de abril de 1963.

Los Estados suscriptores de dicha Convención, adquieren responsabilidad internacional para cumplir y respetar los privilegios, inmunidades e inviolabilidad de las misiones diplomáticas en sus funciones como órganos de los Estados, tal es el caso de la Embajada de Ecuador en Londres, la que obligatoriamente debe ser respetada en su integridad.

Respeto al derecho de asilo

El asilo es un derecho humano, y es potestad soberana de los Estados el determinar otorgar asilo, refugio y protección diplomática a un ser humano. El Gobierno del Presidente Correa de Ecuador, ejerciendo su soberanía y con espíritu humanitario concedió el asilo a Julián Assagne, el cual debe ser respetado por el Reino Unido, otorgándole  el salvoconducto.

Cualquier amenaza o mecanismo de presión sobre nuestros Estados por ejercer  esta potestad soberana de otorgar asilo, es también una violación al derecho internacional, en particular de la Carta de la ONU, y la Carta de la OEA, que proscriben el uso y la amenaza del uso de la fuerza.

Sobre el tema del Paraguay, hemos sostenido  que ello constituyó un golpe de Estado parlamentario al Gobierno legítimo del presidente Fernando Lugo, y que el juicio político seguido en contra de él, por el hecho de encontrarse establecido en la Constitución política del Paraguay, no le convierte en Constitucional al violentarse los principios y reglas de las garantías al debido proceso y derecho a una defensa real y material.

En este caso hemos insistido en que ninguna Constitución mandata ni autoriza que un cambio de gobierno se haga a través de un golpe de Estado parlamentario, rompiendo el orden institucional, para ello están los procesos electorales en los periodos establecidos por la Constitución y la Ley.

Hemos sostenido que la OEA, no puede ni debe reconocer un gobierno que surja de una ruptura constitucional, por ello condenamos las maniobras que provocaron la destitución del Presidente Fernando Lugo, elegido democráticamente por el pueblo paraguayo. Expresamos nuestro firme apoyo y solidaridad, al Gobierno del Presidente Fernando Lugo, y al pueblo paraguayo antes durante y después de las acciones retrógradas realizadas por las Cámaras Legislativas.

El rol de países del ALBA en OEA

P.- Cuál ha sido el rol que han jugado los países del ALBA en la OEA en este último año, cómo ha incidido y ampliado su influencia este grupo de países en ese foro?

Hemos logrado mantener buenos niveles de comunicación, cooperación y posiciones comunes en la mayoría de situaciones relevantes que han sido del resorte de la OEA, contribuyendo a la agilización de los procesos de discusión sobre los temas de derechos humanos, promoviendo su universalidad y la no existencia de un doble estándar en el tratamiento del mismo. Como países ALBA, hemos sido críticos de las actuaciones indebidas de los órganos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, exigiendo un tratamiento igualitario y no discriminatorio en contra de algunos Estados. Continuamos haciendo énfasis en que las instituciones interamericanas de Derechos Humanos no sean utilizadas como instrumentos de presión política  en contra de los países progresistas y revolucionarios de nuestra región.

Igualmente hemos incidido con posiciones comunes en temas de contenido social, como seguridad alimentaria con soberanía, la Carta Social de las Américas, los temas de seguridad hemisférica en los que resaltamos la lucha contra la narcoactividad, el crimen organizado transnacional y la seguridad ciudadana.

En Nicaragua se impulsa democracia directa y participativa

P.- Embajador, la OEA enviará una misión de acompañamiento electoral a Nicaragua para las próximas elecciones del 4 de noviembre,  cuál es la percepción que se tiene en ese foro latinoamericano sobre el proceso electoral en nuestro país?

Nicaragua es vista dentro del concierto de las naciones democráticas del continente. Nuestra posición va más allá del concepto de democracia representativa tradicional. Nuestro Gobierno acompañado por amplios sectores de la población, impulsa la democracia directa, participativa, incluyente como vía para consolidar el proyecto social revolucionario, que continuamos, después de un paréntesis temporal.

Nuestro país ha invitado a la OEA, a las elecciones municipales del próximo 4 de Noviembre. El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, ha designado una Misión de acompañamiento Electoral integrada por el Jefe de la Misión, Dr. Lázaro Cárdenas Batel, el Sud-Jefe. Dr. Raúl Alconada Sempe, altos funcionarios del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA y un grupo de experimentados acompañantes. El Presidente Daniel Ortega y el Consejo Supremo Electoral  han  ofrecido todas las garantías  para el buen desenvolvimiento de esta Misión.

JID y TIAR están obsoletos


P.- En la reciente reunión de Ministros de Defensa en Uruguay, Nicaragua reafirmó su posición de que sean revisados los mecanismos del Sistema Interamericano de Defensa tanto como la Junta Interamericana de Defensa, el Colegio Interamericano de Defensa y el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), por ser obsoletos. Podría ahondar un poco más sobre este tema y por qué se ha hecho esta solicitud ante ese organismo?

La configuración del Sistema Interamericano de Defensa se remonta a la época de la segunda guerra mundial. La creación de dichos instrumentos con objetivos geoestratégicos tanto en lo político  como en lo militar se produce entre 1942 y 1948 en el contexto de la llamada guerra fría.

Los aparatos que conformar este sistema relacionado con tu pregunta, corresponde a una realidad pasada, son tratados que fueron impuestos a nuestros países y que no responden a nuestros intereses, ni a la defensa de nuestra soberanía. El TIAR no se activo para defender la soberanía Argentina sobre las Islas Malvinas, ante la agresión del Reino Unido.   Estados Unidos apoyo a los agresores, y otros países apoyaron por omisión. Desde entonces el TIAR quedó en la obsolescencia. Por eso planteamos en la X Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas que no es acertado mantener instrumentos anacrónicos y mecanismos que no responden al interés  colectivo y regional de los Estados de América Latina y el Caribe. El TIAR ha sido utilizado para promover golpes de Estado y derrocar a Gobiernos que no han coincidido con el Consenso de Washington.

Esta realidad nos exige  una evaluación, y revisión de estos mecanismos e instrumentos, a partir de la correspondiente definición y decisión política de los Estados.

El TIAR es anacrónico e inoperante para la defensa colectiva de nuestros intereses, y solo ha sido un instrumento al servicio, conveniencia y beneficio de las llamadas grandes potencias.

Nicaragua ha dado inicio a este necesario proceso de evaluación, y revisión del llamado Sistema Interamericano de Defensa, al firmar el Presidente Daniel Ortega, el pasado 5 de Septiembre, el instrumento de denuncia del TIAR que ya depositamos en la Secretaria General de la OEA, para desligarnos de dicho Tratado. De la misma manera, hay que evaluar a la JID, que forma parte de dicho sistema. La JID se oxigeno amparándose  bajo la sombra de la OEA, al pasar a ser un órgano adscrito a esta organización. La necesidad de su evaluación ya está planteada, haciendo la observación, que algunos países bajo la influencia de Estados Unidos están interesados en fortalecerla, por ello están proponiendo e impulsando que se convierta en la Secretaria Ejecutiva de la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, tendencia sobre la cual no hay consenso. Además, esta Conferencia no está vinculada jurídicamente con la OEA.

Respeto a principios de Carta de OEA es un reto

P.- Finalmente, Embajador cuáles son los retos y desafíos que enfrentan los países latinoamericanos en el seno de la OEA?

Tienen que ver esencialmente con el respeto a los principios de la Carta de la OEA relacionados con el respeto a la soberanía, la integridad territorial, la independencia, la libre determinación, la no intervención y la igualdad  soberana de los Estados.

Sigue siendo un reto que la OEA actúe en correspondencia con los intereses de la mayoría de los países  que la integran y no por la influencia de los países de norte que aportan más presupuesto. Esa influencia hace lenta la actuación de  la OEA, cuando se trata de resolver los conflictos más sensibles que afectan a la región. Sin embargo paralelamente a la OEA se destaca el papel importante que juegan los actores  regionales ALBA, UNASUR, CELAC, SICA Y MERCOSUR, entre otros, ámbitos en los que los países latinoamericanos y caribeños logran consensuar mas ágilmente, la solución de conflictos y los retos y desafíos que se presentan en la región, fomentando la cooperación solidaria, la complementariedad y la sinergia  entre las naciones del hemisferio, en forma más dinámica y sostenida.