La peregrinación de centenares e incluso miles de creyentes que llegan a bordo de buses, microbuses, camiones y automóviles, se volvió una tradición desde hace 32 años y ha ido creciendo, de acuerdo con algunos feligreses.

En el santuario, ubicado a unos 145 kilómetros al este de Managua estaba lleno de personas que se encontraban bajo la sombra de los árboles, bajo techo o que simplemente caminaban por los terrenos del lugar al cual llegaron para rendirle homenaje a la imagen de la Virgen.

Pero no solamente llegaron de distintos departamentos del país, tanto del norte como del sur de Nicaragua, sino de Costa Rica e incluso nicaragüenses que residen en Estados Unidos ,quienes se dejaron venir en peregrinación para las fechas en que se celebra las apariciones de la imagen de la Virgen, de acuerdo al testimonio de Bernardo Martínez.

En las manos de los centenares de peregrinos había rosarios, estampillas, crucifijos, entre otras cosas, que los feligreses enarbolaban esperando la bendición prometida por parte del vicario de la diócesis de Chontales, padre Marvin Guillén.

Vigilia y misa

El evento religioso comenzó este viernes con una vigilia y continuó este sábado en los terrenos del santuario que se encuentra a cargo de la parroquia de Cuapa, Chontales y en los cuales los centenares de asistentes, de pie o sentados, cantaban y danzaban al son de melodías que alababan a Dios, a Jesús y a la Virgen María.

De hecho los feligreses católicos asistentes se mostraban felices y se miraban llenos de fe bajo el influjo de los rezos y cantos entonados por una parte por un grupo de peregrinos costarricenses, así como por locales tanto de Juigalpa, como de Cuapa.

También se hicieron notar un pequeño grupo de peregrinos nicaragüenses, residentes en Estados Unidos, quienes estuvieron cerca del grupo de sacerdotes que concelebraba la misa que se realizó para celebrar el 32 aniversario de la quinta aparición de la imagen de la Virgen.

Mensaje es de paz para Nicaragua

Respecto del evento religioso, el padre Marvin Guillén, vicario general de la diócesis de Chontales dijo que el mensaje enviado a la feligresía católica en el 32 aniversario de la quinta aparición de la imagen de la Virgen María, denominada por el sitio como Virgen de Cuapa, es siempre de paz, no solamente a nivel personal, sino familiar, una paz para Nicaragua.

Aseguró que “ese es el mensaje de la virgen y sobre todo un mensaje de conversión que significa reconciliación, buscar la comunión entre los hermanos, de amor, un amor que es condescendiente, que sin duda alguna es entregar la vida especialmente por los que más lo necesitan, al estilo de Jesús”.

FOTO: Carlos Cortez