“Estamos promoviendo en la UNESCO que las fiestas de La Gritería de la Purísima Concepción de María sean declaradas por su originalidad, por ser única en el mundo en la forma en que se celebra en Nicaragua, con la devoción, la alegría y el espíritu de comunidad de compartir que se celebra en Nicaragua, como Patrimonio Cultural de la humanidad”, dijo recientemente la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

De hecho, a la pregunta, los creyentes católicos respondían primero con una sonrisa y posteriormente destacaron su aprobación a la iniciativa, dado que realzaría una tradición y costumbre de una parte importante del pueblo nicaragüense que cada diciembre celebra en todo el país la Gritería a la Inmaculada Concepción de María.

Al respecto, Doris Salazar, una creyente católica que se encontraba sentada en una banca que fue movilizada hacia el Santuario de Cuapa, indicó que sería una excelente idea que la UNESCO declare la tradición de la Gritería como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.

“Es necesario porque para nosotros los católicos nicaragüenses la Gritería tiene una gran importancia porque es parte de nuestra fe, por lo tanto es importante que se lleve a cabo eso”, destacó Salazar.

Entre tanto, otro peregrino al santuario de la Virgen de Cuapa,  Héctor Molina, dijo enfáticamente que “es magnífico que el gobierno haya promovido esa iniciativa, porque es un asunto de fe, va mas allá de ser un fenómeno cultural, es un fenómeno de raigambre humano”.

Compromiso con el futuro

Añadió Molina que lograr que se declare la Gritería como un Patrimonio Cultural de la Humanidad “es un compromiso con el futuro, de tener esperanza en un mundo que cada día está más convulso,  con violencia, donde todo se quiere resolver  a base de la fuerza, entonces cuando más tenemos que volver nuestro rostro a la misericordia de Dios”.

Por su lado Marlen Marín consultada respecto de la iniciativa del gobierno sandinista manifestó “me parece maravilloso porque Nicaragua es el único país que le rinde amor y tributo a la Virgen, yo creo que no hay otro país como Nicaragua, nosotros amamos a la Virgen como amamos al Señor, y sería una excelente decisión”.

Entre tanto María Teresa Orozco también otra peregrina al santuario de Cuapa explicó que sería importante que la UNESCO tomara la decisión de declarar Patrimonio de la Humanidad a la Gritería, por cuanto los nicaragüenses católicos celebran con amor a la madre de Jesús”.

Yanina Báez, también manifestó su apoyo a que el gobierno tomara esa decisión de solicitar a la UNESCO declarar la Gritería como Patrimonio de la Humanidad y añadió “pienso que así debería ser porque nosotros como católicos nicaragüenses, como marianos, debemos defender siempre nuestra cultura, nuestra tradición y en ella debemos incluir siempre a la Virgen María”.