La clausura del curso, que duró cinco meses, fue realizado en el auditorio del Banco Central de Nicaragua con la asistencia de los embajadores de El Salvador, Juan José Figueroa, y de República Dominicana, Luis José González.

El Comisionado Meynard, al clausurar el curso, dijo “que la meta final de la verdadera educación es no solo hacer que la gente haga lo que es correcto, sino que disfrute haciéndolo, no solo formar personas trabajadoras, sino que amen el trabajo, no solo individuos con conocimiento, sino con amor al conocimiento, no solo seres puros, sino con amor a la pureza, no solo personas justas, sino con hambre y sed de justicia”.

Manifestó el subdirector policial que la frase anterior “resume en gran medida el trabajo que hace la Policía Nacional, la Academia de Policía, el Instituto de Estudios Superiores de la Policía Nacional por cumplir efectivamente en la formación de personas que de una u otra forma, aman lo que hacen, aman su trabajo”.

Servidores de la comunidad

Meynard expresó “nosotros la Policía Nacional somos servidores de la comunidad, de la nación, de cada nicaragüense que está en cualquier rincón de nuestro país y esta es la formación  que de una u otra manera se brinda en la lógica de este curso y de cualquier curso que se imparta en nuestra academia”.

Por su lado el comisionado Mario Pérez, en representación de los graduados del décimo cuarto curso de postgrado en administración policial dijo “damos gracias a Dios, nuestro Padre, a Jesucristo y al Espíritu Santo porque nos dieron los dones espirituales del estudio y el discernimiento”.

Por otra parte dio gracias a la jefatura de la Policía Nacional de Nicaragua por darles la oportunidad de profesionalizarse mejor y así poder servir con más eficacia y eficiencia al pueblo nicaragüense. En el curso participaron oficiales de Nicaragua, Panamá, República Dominicana y El Salvador.

Añadió que las competencias adquiridas las aplicarán en el diario desempeño de su trabajo policial contra la corrupción, la delincuencia común, y el crimen organizado en cualquiera de sus manifestaciones.