Un puñado de hombres y mujeres salieron el 12 de Octubre de Solentiname en la lancha “San Juan de la Cruz”, desembarcaron por el lago en Punta de Limón, de San Carlos y se dirigieron a la guarnición que se encontraba en la fortaleza colonial del siglo XVIII, comandada por el coronel de la guardia de apellido Fajardo, llevaban carabinas sub ametralladoras M-3 y garand. Iban dirigidos por 3 escuadras al mando de José Valdivia, Richard Lugo y Plutarco Hernández.

Los pobladores de San Carlos, recuerdan cuando a eso de las 4:17 de la madrugada de un día como hoy, hace 35 años, los guerrilleros entraron al cuartel, sonaron las campanas y se escucharon los disparos.

Ese 13 de Octubre, el Frente Sur planeaba tomarse esa posición para trasladar después a la columna guerrillera por el Lago Cocibolca hacia Cárdenas y reforzar a las fuerzas que perseguían liberar una parte del territorio nacional. Pero la situación se revirtió para los guerrilleros y se vieron obligados a retirarse.

Héctor Iván Guevara, uno de los sobrevivientes recuerda la acción como un “error táctico”, porque a pesar de que en el cuartel se encontraban unos 20 guardias, quienes comandaron el asalto desconocían la presencia de unos 500 gendarmes que el dictador Somoza mantenía en Morillo e inmediatamente reforzaron el cuartel, desembocando en acoso, persecución y la matanza brutal contra los que huyeron y quienes colaboraron con los guerrilleros.

Los sobrevivientes califican esa gesta que conllevó a la recta final que condujo a derrocar a la dictadura somocista, como ese  “Octubre victorioso” y de “dolor y sufrimiento”.

Ernesto Chato Medrano, (costarricense) Elvis Chavarría, Donald Guevara y Roberto Pichardo, son los hijos riosanjuaneños que murieron en el ataque al cuartel. Sobrevivieron en ese entonces Alejandro Guevara, Nubia Arcia, Laureano Mairena, Bosco Centeno, José Arana, Felipe Peña, Julio Ramón, Miriam, Gloria y Héctor Iván, todos  Guevara.

Al salir por diferentes rumbos, la guardia emprendió  la persecución. Algunos se trasladaron hacia Costa Rica, pero la población de San Carlos vivió la represión somocista.

A José Arana, Rafael Chavarría y Armando Terán, la guardia los mantuvo durante unos 20 días en prisión bajo tortura y amenaza, hasta que los pusieron en libertad cuando les dijeron que ya tenían a quien buscaban : a Elvis Chavarría y a Donald Guevara ya los habían capturado, los torturaron y los masacraron. Sus cadáveres fueron localizados dos años después por el río Frio y fueron exhumados.

La guardia acusó a “Panchito” Batata de ayudar a huir a los guerrilleros y recuerdan que los guardias primero le cortaron las manos antes de matarlo.   

¡Vivan los Héroes y Mártires del 13 de Octubre!