La inauguración se pozo fue hecha en la comarca de Pochocuape por el gerente de perforaciones de ENACAL, ingeniero Jorge Antonio Gutiérrez, quien dijo “que haberles restituido su derecho al abastecimiento de agua potable a unas seis mil personas que viven en el sector, es una victoria más del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional”.

El ingeniero Gutiérrez manifestó que para llevarles un buen servicio de agua potable a los seis mil habitantes de la localidad, además de perforar el pozo, fueron instalados 300 metros de tubería de cuatro pulgadas de PVC, luego se amplió la red de distribución y se calcularon las presiones para que se pudiera servir a toda la comarca, además de un sector del Camino de Bolas y de San José de Las Colinas.

El proyecto en su totalidad, tanto con el equipo de bombeo, la energización, la caseta y  300 metros lineales de tubería de cuatro pulgadas, costó 5.5 millones de córdobas para bombear 400 galones por minuto, lo que se considera es una obra cara en un sitio con casas dispersas, pero de acuerdo con el compañero Gutiérrez, pero lo importante de acuerdo al gobierno del presidente Daniel Ortega, es resolverles a la comunidad.

Terminaron las largas caminatas para obtener agua

En esa zona, que una de las más altas de Managua por muchos años las familias del sector tuvieron que caminar largas travesías para poder obtener el vital líquido, tanto para ir al ojo de agua, como a una zona más baja donde estaba el pozo más cercano.

En ese sentido Idalia Guardado, una joven pobladora de Pochocuape dijo que normalmente tenían que caminar con baldes hasta tres o cinco kilómetros para poder obtener agua para tomar, mientras que para lavar iban a el ojo de agua.

La situación era dura, pero  hace menos de mes y medio ENACAL terminó de perforar un pozo de 400 metros de hondo y con capacidad de bombear 400 galones por minuto, lo que definitivamente les cambió la vida a unas seis mil personas de la localidad y de comunidades cercanas.

María Luisa Díaz Morán consideró que el servicio de agua potable que les está llegando es de excelente calidad, porque además ahora ya no tienen que hacer las extenuantes jornadas con recipientes en carretones, carretas para poder obtener algo del vital líquido.

Entre tanto José Escobar dijo que el cambio fue sumamente importante, pasaron de prácticamente no tener agua, a tenerla las 24 horas del día y dio gracias a Dios y al Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo porque cada día más familias van teniendo acceso al vital líquido.