Unas setecientas viviendas del barrio Carlos Núñez fueron fumigadas este lunes por brigadistas del Ministerio de Salud, quienes orientan a la población que cierren sus viviendas unos diez minutos o más tras haber sido fumigada para que el químico haga mayor efecto.

Carlos Ortiz, brigadista del Minsa, afirmó que constantemente las brigadas visitan los barrios del Distrito II de Managua.

"Con la fumigación vamos a matar al zancudo, lo más importante es que cierren puertas y ventanas porque de nada sirve que el humo escape porque así no se escapa el zancudo", apuntó Ortiz.

Ninoska Ramírez, comentó que en su hogar todos los días se limpia.

"Esto es importante porque así disminuimos los zancudos y las enfermedades por eso siempre dejamos que pasen a la casa", dijo Ramírez.

"Ahorita estamos esperando que pase el camión de basura para que se lleve los sacos con basura que recogimos ayer", añadió.

Don Narciso Avendaño, aseguró que la fumigación no es solo para su vivienda sino para toda la comunidad porque así se evitan las enfermedades.

Sobre su responsabilidad como ciudadano, manifestó mantener constante aseo, lo que es clave para que no haya zancudos, desechar la basura acumulada en recipientes y bolsas, y permitir el ingreso de los brigadistas.