Karla Vanessa Mujica Pérez de 31 años vive en la comunidad Posa Redonda, perteneciente a Nagarote.

Para llegar a esta comunidad se camina 9 kilómetros. Ella está haciendo el esfuerzo de salir adelante estudiando los domingos en el Colegio Rigoberto López Pérez en Managua. Es madre soltera, trabaja para sostener a su hija de 14 años y llegar a sacar una carrera.

Karla tiene muchos sueños, uno de ellos era tener energía en su hogar. En la oscuridad ha vivió por muchos años apoyándose de la lámpara y del candil para alumbrarse y de las planchas de carbón para poder quitar las arrugas a sus prendas.

Una situación difícil, a como lo afirmó ella, al visitarla un día antes de lograr uno de sus tantos sueños.

"Tenemos 23 años de vivir en este lugar, nunca hemos tenido energía eléctrica. La esperanza es que la energía eléctrica va a llegar al lugar".

"Estamos acostumbrados a vivir sin luz, pero la energía eléctrica nos haría más fácil la vida, tendríamos facilidad para planchar nuestra ropa y muchos otros beneficios", sentenció.

Al momento de visitarla en su humilde vivienda construida con tablas, Karla estaba haciendo tareas, aprovechando la luz del sol.

Karla comenzó a planchar a eso de las cuatro de la tarde al bajar el sol.

"Es duro, pero así es la manera de vivir y no sé hasta cuándo lo vamos a seguir haciendo, el vapor de la plancha calienta mucho la mano, claro al tener energía las cosas cambiarían sería más fácil para nosotros".

Otra mujer, madre de familia y jefa de hogar, es Aidalina del Socorro Mujica, quien contó que está clara que cocinar con leña es perjudicial para la salud, pero que no tenía otra manera de preparar los alimentos a sus hijos.

"Si aquí hubiera energía tendríamos otro tipo de cocina, plancha eléctrica que nos beneficiará a mí y a mi familia".

"Si tuviera energía haría sacrificio por comprar una plancha, una licuadora para mejorarle los frescos a mis hijos que van al colegio", reiteró.

Instalan paneles solares

Estas dos madres de familia no se imaginaron que en menos de 24 horas el Gobierno Sandinista a través de Enatrel llevó la luz a su hogar con la instalación de paneles solares.

“Gracias a Dios y a nuestro comandante hoy en día sí tenemos luz, a través de esto se acuerda de los pobres, me siento feliz porque era algo que soñábamos tener algún día, ahora ya tendré una diversión cuando me sienta aburrida o agotada, podré ver noticias”, expresó Aidalina.

En mejores condiciones

“Ahorita todos vamos a descansar más porque nos vamos a atener que tenemos luz”, comentaba en risas Karla.

“Es una gran alegría para mí, gracias a Dios y a las personas que nos están ayudando, esto es muy importante y vamos a vivir mejor porque las condiciones de vida van a ser otras, llegaron estos paneles y hoy sí los tenemos en este hogar”, siguió expresando.

“Durante todo el periodo del Comandante Daniel Ortega hemos sido beneficiados de distintas formas, no es el primer beneficio que hemos recibido, como comunidad nos sentimos agradecidos y sé que las bendiciones van a ser más”.

“Ahora sí puedo hace mis oficios a cualquier hora, puedo estudiar de noche, revisar sin estar con el foco”.

Elmer Zelaya, Responsable técnico de la brigada fotovoltaica Comandante Hugo Chávez Frías, explicó que se espera instalar 1,500 sistemas en diferentes partes del país.

"Estamos concluyendo las casas que nos asignaron para La Paz Centro y Nagarote, después nos movilizamos para Waslala, a San José de Bocay y al Rama, la idea es culminar 1500 sistemas antes del 15 de noviembre”.

Con este sistema que tiene una capacidad de 600 watt hora, con el 20 por ciento de energía que produce el panel bien pueden resolver los problemas de energía por 24 horas.