Un sismo de 6,9 grados en la escala abierta de Richter sacudió hoy Papúa Nueva Guinea, sin amenaza de tsunami o daños humanos registrados, indicó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

El epicentro del terremoto se registró a una profundidad de 35 kilómetros en la región de Nueva Bretaña, unos 418 kilómetros al nordeste de la capital, Port Moresby.

Declaraciones de expertos del Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico descartaron amenaza de olas o penetración del mar fuera de lo normal.

Un sismólogo australiano miembro del centro de investigaciones, Dan Jaksa, estimó la magnitud del sismo en 6,8.

Afortunadamente el movimiento telúrico afectó un área muy remota de Nueva Bretaña, por lo que es poco probable que se registraran daños humanos o materiales, precisó Jaksa.

Papúa Nueva Guinea está ubicada en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, considerada el área de más actividad sísmica y volcánica del mundo.