A eso de las 11y 20 de la mañana, Marvin Desiderio Susano Salazar, de 42 años, pereció de forma inmediata tras recibir una fuerte descarga eléctrica laborando en el edificio de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-LEÓN).

El fallecido recibió una descarga de 220 voltios, al laborar en las conexiones eléctricas del edificio.