El deporte y la diversión se conjugaron a la perfección en el renovado parque Los Marañones en la colonia Centroamérica, lugar donde la Federación de Taekwondo de Nicaragua y el Movimiento Deportivo Alexis Argüello, juntaron esfuerzos para hacer una exhibición de artes marciales e incentivar a la juventud a practicarlo.

Los jóvenes deportistas realizaron demostraciones de destrezas quebrando trozos de madera, sincronización y un triplete de combates, todo para animar a las decenas de jóvenes que aplaudieron cada movimiento hecha por los taekwondista.

Salvador Zavala de la Federación de Taekwondo de Nicaragua, manifestó que los deportistas, son parte de la preselección nacional y realizaron la exhibición, para darlo a conocer a las futuras generaciones.

“Siempre la federación está con el objetivo de desarrollar este deporte y esto es gracias al apoyo incondicional de nuestro gobierno, que al igual que nosotros busca el Bien Común de la comunidad nicaragüense y el desarrollo del deporte”, declaró Zavala.

La jovencita del MDAA, manifestó estar muy feliz porque los deportistas salieron de los gimnasios donde cotidianamente practican y demostraron sus habilidades a los niños, niñas y adolescentes.

“Venimos no solamente para que se vengan a divertir, sino para que conozcan el Taekwondo, para que se animen a practicarlo, porque es una deporte que ayuda a la disciplina y como Movimiento Deportivo Leonel Rugama, consideramos que es importante que las familias conozcan del deporte”.

Xochilt Chávez, joven taekwondista, instó a los jóvenes a sumarse a la práctica de este deporte, pues además de ayudar a la salud, también enseña disciplina, respeto y amor.

“Venimos a compartir nuestra experiencia para que los demás muchachos se animen a participar en este deporte”, dijo Chávez.

También piñatas y mucha diversión

Pero no solamente el Taekwondo se mostró en el parque Los Marañones, también los niños y niñas quebraron piñatas, se pintaron el rostro con bonitos diseños infantiles, comieron palomitas y algodones de azúcar.

“Esta es la alegría que se vive en Nicaragua, es la alegría de ver los rostros felices, niños corriendo de un lado a otro, nosotros queremos que todos nos contagiamos de esa alegría que se vive en Nicaragua con nuestro comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo”, señaló Parrales.

Las familias llegaron con sus niños, niñas, adolescentes, que pudieron quebrar piñatas, comer dulces y bailar.

“Vine con mi hija de pura casualidad y observamos los payasos, las piñatas y me parece excelente que hagan estas actividades, porque es una manera de distraer a los niños, que después de pasar estudiando toda la semana, vienen a recrearse y eso confirma que los niños siguen siendo los mimados de la Revolución”, mencionó Aura Arcia del barrio La Fuente.