Comprar algunos mariscos frescos, degustar de una deliciosa sopa marinera o bien de un sabroso pescado frito, ceviche o coctel fueron algunas de las opciones de las familias capitalinas en la II Feria del Mar que se llevó a cabo este sábado en la Plaza 22 de Agosto.

Aún bajo el inclemente sol, las familias no dejaron de congregarse para disfrutar de los productos y la gastronomía marina en un ambiente de paz y tranquilidad promovido por el Gobierno del Frente Sandinista, a través del Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura (Inpesca), en aras de incentivar el consumo y comercialización de los mariscos.

“Estamos impulsando esta II Feria del Mar para promover el consumo de productos pesqueros y para acercar a los protagonistas al consumidor final con el objetivo de que el producto pesquero sea más económico”, explicó Idalia González, del Inpesca.

En esta segunda edición de la Feria participaron 17 protagonistas, entre ellos miembros de dos cooperativas de pesca y acuicultura, provenientes de Chontales y Masachapa, decididos a presentar una variada oferta de productos frescos, congelados y preparados.

“Es muy buena esta iniciativa del Gobierno porque así las personas pueden venir al centro de la vieja Managua a disfrutar de un alimento nutritivo y sano, y pasando un rato ameno en familia”, dijo Eduardo Quintero de Comedor Chamorro de Managua, cuya principal oferta fue la sopa de mariscos, arroz con gaspar y camarones, y pescado frito a la Tipitapa.

Fabio López, de Comedor Guadalupe, afirmó que la realización de este tipo de ferias representa una oportunidad para llevar toda una oferta de todos los productos marinos a las familias en un mismo punto, beneficiando a esas personas que por distintas razones no pueden ir hasta las zonas costeras para degustar de todas esas delicias del mar.

“Aquí tenemos todo lo que es mariscos, sopas de mariscos, pescado a la Tipitapa, deditos de pescado, arroz con camarones, entonces esto viene a beneficiar a las personas que pueden disfrutar su pescadito a la plancha con verduritas, eso viene a contribuir a la alimentación y nutrición de las familias”, comentó López.

Para los asistentes la iniciativa del Gobierno de organizar y promover este tipo de ferias reviste de importancia porque le brinda la oportunidad de degustar los productos del mar que más les gustan en un ambiente muy tranquilo.

“Es una feria muy buena. Nosotros estamos en clases de danza (en el Instituto de Cultura) y nos venimos para acá a almorzar una sopita que está muy sabrosa”, comentó Matilde Jiménez.