Cada fin de semana los barrios de la capital son visitados por grupos de brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA) y voluntarios quienes comparten con la ciudadanía el mensaje de prevención de las enfermedades, labor que este sábado se traslado hacia el barrio Monseñor Lezcano en el distrito II, donde las familias protagonistas reforzaron sus conocimientos acerca de la importancia de vivir en ambientes limpios.

“Estamos llegando a cada familia, enseñándoles cómo deben de accionar para evitar los criaderos de mosquitos los que muchas veces se originan en los patios y debido a la acumulación de depósitos inservibles. El trabajo de concientización ha brindado excelentes resultados pues las familias están más accesibles y acatan las orientaciones cómo el buen uso del abate y la importancia de la fumigación domiciliar” refirió la doctora Iskra Valenzuela.

La responsabilidad compartida que han asumido las familias del sector garantiza la efectividad de los planes de prevención de las enfermedades, lo cual se traduce en menos presencia de casos febriles en este sector de la capital.

“La labor del gobierno ha sido muy buena, gracias a eso cada vez son menos las personas que se enferman, pues ya hemos aprendido a limpiar nuestras casas, estar pendientes de las fumigaciones para que los brigadistas entren a las casas y no botar el abate que nos aplican en los recipientes donde almacenamos agua” dijo Inés Alvarado.

“Son muchos los elementos que hemos aprendido con las recomendaciones médicas que brinda el Minsa, antes no tomábamos en cuenta la importancia de mantener limpios los patios de las casas, ahora la situación es diferente y sabemos que juntos estamos luchando para eliminar los zancudos” finalizó Rosalío Guzmán.