La noticia de que el gobierno estadounidense considera un ciberataque de gran magnitud contra Rusia provoca revuelo hoy en los medios norteamericanos, que se hacen eco de las declaraciones de fuentes anónimas de inteligencia.

Este viernes la televisora NBC citó a miembros de los servicios secretos, según los cuales, la Casa Blanca pidió a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) presentar varias opciones para realizar ciberataques secretos que golpeen de forma sensible al Kremlin.

Según la NBC, la CIA ya realizó preparativos y seleccionó objetivos potenciales para la maniobra.

Para justificar una acción de ese tipo, Estados Unidos argumenta una supuesta intromisión de Moscú en la campaña electoral que se realiza en el país de cara a las presidenciales del 8 de noviembre.

Desde el viernes de la pasada semana el portal digital WikiLeaks ha publicado miles de correos electrónicos de John Podesta, jefe de campaña de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, en los cuales se abarca un gran número de temas.

Podesta, viejo asesor de la familia Clinton, no negó la autenticidad de los mensajes, pero acusó a Rusia, WikiLeaks y el equipo del aspirante republicano, Donald Trump, de ciberataques para influir en los comicios, algo reiteradamente negado por el Kremlin.

Medios como la propia NBC, Fox News y Bloomberg divulgan este sábado declaraciones realizadas al programa Meet de Press por el vicepresidente norteamericano, Joe Biden, quien dijo que su país está preparado para responder a la presunta injerencia de hackers rusos.

La imprevisibilidad y la agresión de Estados Unidos siguen creciendo, y estas amenazas contra Moscú y el liderazgo de nuestro país no tienen precedentes, afirmó hoy Dmitry Peskov, portavoz del presidente ruso, Vladimir Putin.