Con el funcionamiento de la moderna Planta de Producción de Vacunas 'MECHNIKOV', Nicaragua incrementará sus capacidades científicas y tecnológicas para protagonismo del pueblo nicaragüense y de las naciones de América Latina y el Caribe.

Además del gran salto científico, Nicaragua logra un mejor posicionamiento en el mundo de la medicina, además de crear un muro de contención contra las enfermedades en materia de prevención.

La Ministra de Salud, compañera Sonia Castro, también explicó que la planta de vacunas, además de ayudar a reducir las estadísticas de las enfermedades, posibilitará la compra de las vacunas a un menor precio y trasladar más recursos a otras áreas del sistema.

“El avance de la región de Latinoamérica de instalar una planta productora de vacuna, que no solo va a producir vacunas, sino también va a mejorar el acceso a precios que podamos comprar, vacunas para llegar a mayor cantidad de gente, es decir llegar a cada uno de los nicaragüenses y que también los países hermanos puedan llegar a mayor cantidad de las familias, eso nos da cobertura universal”, dijo Castro.

También destacó el desarrollo científico que alcanzará Nicaragua, porque además de acceder a las vacunas, se aumentará las capacidades científicas de los especialistas nacionales, logrando crecimiento de la eficiencia y eficacia de los programas de salud que impulsa el Gobierno Sandinista.

“Para nosotros es un gozo, una alegría, una victoria más, siempre más allá, por el Bien Común, es un signo de prosperidad y bienestar de las familias”.

Nicaragua aplica cerca de 5 millones de dosis de vacunas para diferentes enfermedades, invirtiendo 6 millones de dólares (156 millones de córdobas) que ayudan a dar cobertura a un 95 % de la población.

Nicaragua actualmente compra la vacuna de neumococo para adultos a 9 dólares cada dosis, para los niños 3.5 dólares. La vacuna de la influenza tiene un valor de 4.8 dólares.

“Esta noticia es muy esperanzadora, nos llena de gozo, porque con las vacunas prevenimos enfermedades, prevenimos malformaciones congénitas, prevenimos mortalidad y en la medida que hagamos prevención junto a promoción de salud, vamos a seguir invirtiendo en el pueblo”, declaró Castro.

Laureano Ortega Murillo

Cooperación y solidaridad de los pueblos

El compañero Laureano Ortega Murillo ratificó que este 22 de octubre, será inaugurado oficialmente la moderna Planta de Producción de Vacunas 'MECHNIKOV', construida con capital ruso—nicaragüense.

La moderna planta tendrá la capacidad de producir unas 30 millones de vacunas contra la gripe, que podrán ser distribuidas a los países de América Latina y el Caribe y a otros continentes.

Ortega Murillo resaltó la visión estratégica y el gran espíritu de solidaridad del pueblo y gobierno de la Federación de Rusia, que ha aportado 14 millones de dólares, más 7 millones de Nicaragua, para hacer realidad este proyecto.

"Nos sentimos muy felices y contentos. Con esta planta de producción de vacunas, Nicaragua logra un lugar importante en la región. Gracias a las gestiones y liderazgo del presidente Vladimir Putin con el presidente Daniel Ortega, se vienen desarrollando en nuestro país, diferentes proyectos de carácter social y de enorme importancia para el beneficio de la población”, dijo Ortega Murillo.

El compañero Laureano manifestó que la planta, una vez inaugurada, comenzará a trabajar en la producción de vacunas para la influenza, pero será 6 u 8 meses después que trabajará a su máxima capacidad. Para la inauguración de la planta, vendrán representantes del gobierno de Rusia y del Instituto de Vacunas y Sueros de San Petersburgo.

“Una vez inaugurada la planta va a iniciar un proceso de producción y de pruebas, eso lleva algún tiempo, puede llevar de 6 a 8 meses, entonces va a pasar un tiempo para que pueda salir el producto”.

Capacitación para personal nicaragüense

El compañero Víctor Trujin, Director de Mechnikov y del Instituto de Vacunas y Sueros de San Petersburgo, destacó que la planta contará con la más moderna tecnología y estará dividida en tres laboratorios diferentes.

“Es el primero y único caso de construcción tan rápida de un edificio tecnológico tan grande que albergará las modernas tecnologías y donde se aplican las más modernas prácticas. Es un edificio de 9 mil metros cuadrados que se hizo en 9 meses, eso es un plazo récord”, dijo Trujin.

Añadió que este laboratorio proveerá de vacunas a todas las naciones latinoamericanas que lo requieran, un promedio de 100 millones de dosis requeridas.

“Esto es un salto científico y un gran avance para Nicaragua, porque no solamente la construcción de la planta, sino también la preparación del personal que va a trabajar, ya hemos capacitado 25 especialistas para las principales áreas de las plantas”.

Pero no solamente se va inaugurar la planta de vacunas, también una filial de la academia farmacéutica de San Petersburgo.

La construcción se encuentra en su última etapa. Este proyecto se construye gracias a los inquebrantables lazos de amistad y cooperación entre los Gobiernos del Presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el Presidente nicaragüense, Comandante Daniel Ortega Saavedra.

Este proyecto se enmarca dentro del trabajo de la comisión mixta intergubernamental Rusia-Nicaragua, para la cooperación científica técnica e intercambio comercial.