El Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud (MINSA), ha venido desarrollando una serie de acciones para reducir los casos de muerte infantil y en ese sentido está llevando a cabo el I Foro Internacional de Atención al Recién Nacido en el que participan especialistas de Colombia, México y República Dominicana.

Entre los temas a abordar destacan la situación actual de las enfermedades del recién nacido en Nicaragua, el impacto en el desarrollo y la afectación del cerebro del recién nacido y la actualización del manejo de la asfixia perinatal.

“Estamos haciendo un intercambio de conocimientos y experiencias a fin de mejorar la calidad en la atención de nuestros recién nacidos. En nuestro país la mortalidad neonatal ha disminuido, en 2016 se nos reportaban 16 muertes por cada mil nacidos, sin embargo desde el 2012 y gracias al esfuerzo de nuestro gobierno hemos logrado reducir esa cifra en un 50%. Nosotros a lo que apuntamos siempre es a brindar una atención integral a los niños menores de un mes” refirió el doctor Carlos Cruz, Director de Servicios de Salud, Minsa.

El doctor Pedro Marte, originario de República Dominicana destacó los logros alcanzados por Nicaragua en temas de este tipo y la importancia que tiene el hecho de unificar esfuerzos a nivel regional para reducir cada vez más los registros de muertes lo cual es posible a través de la ejecución de acciones concretas.

“El común denominador en América Latina es la disminución de las muertes infantiles sin embargo hay países en los que aún se registra un 60% fallecimientos es por eso que debemos promover la lactancia materna, parto limpio, la resucitación cardiopulmonar. Mi exposición está basada en el impacto ambiental en la unidad neonatal y cómo influyen en el bebé el ruido, la humedad, las luces y otros factores para lo cual considero que se deben normar esos elementos en las unidades neonatales” destacó.

Por su parte la especialista mexicana Graciela Hernández aseguró que uno de los factores importantes es continuar evitando los nacimientos prematuros, tomando en cuenta que muchas veces los niños que nacen antes de la fecha establecida están más expuestos a un fallecimiento.

“El reto más importante es llevar un buen control prenatal para que la calidad de vida de los niños mejore y la mortalidad se reduzca sustancialmente. La estrategia en este sentido es iniciar con medidas básicas de control obstétrico y fortalecer la lactancia materna” finalizó.