Gran algarabía existe en Managua y todo el país por la Gran Serie Final del Pomares de Beisbol que a partir de este viernes protagonizarán los equipos Boer y Dantos de la ciudad capital.

Será apenas la segunda vez, en más de cien años de jugarse Beisbol en Nicaragua, que dos equipos de Managua se disputan el trofeo de Campeón de la primera división pinolera.

La única vez que esto sucedió anteriormente fue en 1987, cuando los Dantos, dirigidos por el gran Manager Omar Cisneros, le ganaron en 6 juegos la Serie Final de ese Torneo Pomares al Boer que dirigía el Manager Alejandro “El Zorrito” Arana.

Cabe recordar que Los Dantos al igual que la Costa Caribe, fueron insólitamente retirados de nuestros torneos de Beisbol por los gobiernos neo-liberales de los años 90, pero para alegría de sus fanáticos ambos equipos regresaron a nuestras ligas con el retorno del Frente Sandinista y el Comandante Daniel a la Presidencia de la República.

Comandante Daniel Ortega con equipos del Bóer y Dantos (1987)

Un dato especial: Los Dantos son Dirigidos este año por Cruz Ulloa, primer Manager de origen netamente campesino, que logra clasificar a su equipo para ir a la final del Pomares.

El estimado compañero chinandegano Cruz Ulloa perdió varios familiares, también campesinos, en el deslave del Volcán Casita en la zona Occidental del país.

Los Dantos dedicarán la serie a la memoria de doña Marina Castro, fallecida este Martes y madre de su pelotero estelar Ofilio Castro, miembro también de la Selección Nacional de Beisbol de Nicaragua.

Comandante Daniel Ortega con equipos del Bóer y Dantos (1987)

Ofilio, en medio de su dolor, ha garantizado que jugará con alma , vida y corazón está final, para honrar la memoria de su madre que siempre lo apoyo desde sus tiempos de niño cuando jugó en las Selecciones Infantiles de los Barrios Orientales de Managua.

Esta histórica Serie Final entre Boer y Dantos será la última final de los Torneos Pomares que se jugará en el viejo Estadio Nacional construido en 1948, ya que la final del Pomares del próximo año 2017 se jugará en el nuevo y moderno Estadio Denis Martinez que el Gobierno del Comandante Daniel esta construyendo a un costo superior a los 35 millones de dólares y que será el mejor parque de Pelota de toda Centroamérica.

Por tantas cosas, se trata pues de una Serie Final, inolvidable, histórica, llena de estadísticas, pasión, fanatismo, alegría y amor al Beisbol y al deporte.

Por eso, Nicaragua entera gritara una vez más: ¡Viva el béisbol, viva el deporte, viva Nicaragua, viva La Paz!