El último informe del BCN señala que el Producto Interno Bruto (PIB) del país creció el 5.3% en la actividad económica del segundo trimestre del 2016.

Esta noticia es recibida positivamente por los sectores económicos, particularmente por el sector de zonas francas y las organizaciones de trabajadores.

El general (R) Álvaro Baltodano, delegado presidencial para las inversiones, explicó que el crecimiento que está teniendo Nicaragua en el PIB es producto de todas las inversiones y todo el movimiento económico del país.

"¿Qué quiere decir eso? El Producto Interno Bruto de Nicaragua, que antes eran 6 mil millones, ya el año pasado era cercano a los 13 (mil millones), este año va a pasar los 13; es decir, sigue creciendo el movimiento económico en el país. Sigue habiendo más desarrollo, sigue habiendo más crecimiento", explicó.

Baltodano mencionó que ese 5.3% de crecimiento del PIB en el segundo trimestre es un indicativo de que las metas se están cumpliendo.

"Aquí juegan papel importante la construcción, el comercio, el empleo, la inversión extranjera, la inversión nacional, la inversión en el agro, el movimiento de la economía. Cada día hay más empleo formal y más empleo informal porque el empleo informal es un empleo que gira alrededor de este crecimiento económico. Definitivamente Nicaragua va caminando hacia el futuro, va caminando con crecimiento fuerte. Crecer arriba de 5% es un éxito. Estar apuntalado en ese crecimiento significa, y volvemos a insistir, que el Modelo (de Diálogo y Consenso) funciona", aseguró Baltodano.

Por su parte, Dean García, directivo del Cosep, valoró que estas cifras se deben a la buena andanza de las cifras económicas del país y al clima de seguridad imperante en estos momentos en el país.

García manifestó que otros factores que influyen en el crecimiento del PIB es el desarrollo de infraestructura vial, portuaria y logística que permiten a las empresas incrementar las inversiones y la producción.

Como ejemplo de esto García señaló que este año las inversiones en zonas francas están alcanzando los 250 millones de dólares. Entre estas inversiones destacó las recientes inauguraciones de una fábrica textilera y una empresa de serigrafía.

"Yo creo que es importante poner en contexto el diálogo social que se está llevando a cabo entre el sector laboral, el sector gobierno y el sector empresarial", aseguró, señalando que el sector de zonas francas es uno de los más estables del país.

Luis Barbosa, dirigente de la Central Sandinista de Trabajadores (CST) mencionó que también los organismos internacionales confirman que Nicaragua es uno de los países con mejores crecimientos en la región.

Señaló que a pesar de la desaceleración en la economía mundial, los únicos países que crecen son Panamá, Nicaragua y Dominicana.

“Quiere decir que Nicaragua sigue creciendo, por lo tanto a nosotros nos alegra, porque si hay crecimiento en la economía atrae a la inversión y a eso seguimos apostando los trabajadores: a la seguridad y el bienestar de los trabajadores en cualquier sector, principalmente en la zona franca", aseguró Barbosa.