Con la meta puesta en mejorar los niveles de vida de las familias, el Ministerio de Economía Familiar convirtió en propietarias del programa Bono Productivo Alimentario (BPA) a 125 nuevas protagonistas que se comprometieron a reproducir estos bienes.

Estas mujeres son residentes de diversas comunidades rurales del municipio de Ciudad Sandino, entre ellas Cuajachillo 1 y 2, Los López, La Trinidad y otras que han venido mejorando sus niveles de vida, gracias al protagonismo que tienen con los programas socios económicos del Gobierno Sandinista.

Leonel Rivera, delegado del MEFCCA, afirmó que durante este 2016, ya son 6,149 BPA que se han entregado a igual número de familias del departamento de Managua y sus municipios.

“Nos faltan 366 para culminar con la entrega de este bono en este 2016 y preparándonos para nuevas metas en el 2017, como parte de la campaña de Buen Corazón y Buena Esperanza que promueve el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, a estas familias que sepan reproducir y aplicar la filosofía del Bono Productivo, va a ser beneficiadas con el bono de la vaca”, comentó Rivera.

Indicó que se hace necesario insertar a las mujeres en cadena productiva, porque se ha demostrado que son buenas administradoras del hogar y se suman al mundo laboral.

La señora Margarita Dávila, de la comunidad La Trinidad Central, indicó que este BPA viene a garantizarle seguridad alimentaria, porque las gallinas le producirán sus huevos, mientras la cerda, piensa reproducirla.

“Mis metas es hacerlas producir y que trabajemos para que tengamos mejoras en nuestra familia, dijo Dávila, al subrayar que se siente bendecida.

Agregó que el Gobierno Sandinista ha puesto en el centro de sus programas a las familias, pero sobre todo a aquellas que necesitan insertarse en la producción, primero para sacarlas de la pobreza y para que contribuyan al desarrollo del país.

Este programa se promueve a la par de la entrega de una vaca, a mujeres que se han constituidos en experiencias exitosas y que han hecho una buena administración de los bienes.