En estos tiempos para sabernos juntos, en Buena Esperanza y en aras de estrechar la relación de solidaridad, la Embajadora de la República de Nicaragua en Alemania, Cra. Karla Beteta, visitó la Escuela Secundaria Heinrich-Böll, hermanada desde hace treinta años con el Instituto Nacional Diriangén de Diriamba.

La diplomática nicaragüense fue recibida por miembros de la directiva y el alumnado de esta institución escolar, ubicada en la ciudad alemana de Bruchköbel, a 30 km de Frankfurt.

"Tres décadas atrás, una delegación conformada por 12 alumnos de nuestra escuela Heinrich-Böll viajó a Nicaragua en el ámbito de un intercambio escolar con el Instituto Nacional Diriangén de Diriamba. Esto marcó el inicio de una relación de hermandad y solidaridad por amor a Nicaragua, que nos hacen crecer cada día más, ya que ambas instituciones han dejado huellas en cada uno de los encuentros que hemos vivido y este gran puente entre dos mundos nos concede ser hombres y mujeres capaces de transformar nuestra mente y corazón para ser mejores seres humanos.”, expresó el Sr. Ernst Münz, Director de este centro de estudios.

Mientras tanto mostraba a la Cra. Beteta la crónica y memoria de los viajes de hermandad y solidaridad, que han tenido lugar en ambas direcciones. En casi 30 años de hermanamiento han logrado organizar 16 viajes de estudiantes alemanes a Nicaragua y 13 viajes de estudiantes del Instituto Diriangén a Alemania. "Este intercambio es un elemento esencial de la identidad de nuestra escuela", subrayó el Director Münz.

"La educación es una prioridad para el Presidente Ortega y la Cra. Rosario Murillo", manifestó Beteta y "estos intercambios nos enriquecen a ambos países, nos involucran con una cultura nueva, nos relaciona con las costumbres y vida cotidiana y nos hace reconocer aquello que nos une, pero también lo que nos diferencia y nos hace valiosos frente a los demás. En nombre de nuestro Buen Gobierno agradezco su incondicional aporte en la construcción de una relación basada en el respeto y la convicción de que todos somos parte de la Madre Tierra. Gracias por transitar con nuestros hermanos (a) de Diriamba estos tiempos de unidad, hermandad, de confianza, aliento y apoyo."

A través de diversas acciones solidarias como el bazar de pasteles y tómbolas, recolección de donaciones, los estudiantes alemanes han logrado crear un fondo de becas para financiar los estudios universitarios y técnicos de jóvenes del Instituto Nacional Diriangén. Entre otros proyectos de cooperación se encuentran: La creación de la biblioteca Heinrich Boell considerada como la más completa de Diriamba, suministro de material didáctico y mobiliario escolar, proyectos de abastecimiento de agua potable con el apoyo municipal de la Región de Main-Kinzig-Kreis.

Cabe destacar que la Escuela Heinrich Böll incorporó en su plan de estudio como materia adicional el “Hermanamiento con Nicaragua”, donde se resalta la importancia de los valores solidarios y se estudia la geografía y la cultura Nicaragüense. Debido a que es un hermanamiento muy especial, comprometido con el desarrollo sostenible, la escuela ganó el título de "Proyecto Escuela de la UNESCO" y su ejemplo se ha difundido a más de 6000 escuelas en el mundo.