El huracán Matthew provocó daños estimados en 10 mil millones de dólares a su paso por Estados Unidos, donde muchos temían destrozos peores, informó hoy el portal Huffington Post.

Según el sitio, la tormenta que azotó principalmente los estados de la Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte destruyó un millón de estructuras, forzó el cierre de negocios y dejó sin empleo temporal a miles de personas.

Los pequeños negocios aún evalúan sus pérdidas, mientras el banco Goldman Sachs calculó que las pérdidas rondan los 10 mil millones de dólares, de los cuales la mitad será cubierta por las compañías aseguradoras, de acuerdo con la empresa inmobiliaria CoreLogic.

Aún así, a nivel macro-económico el impacto de Matthew será mínimo, y fue ubicada en el puesto 22 entre las peores tormentas sufridas por Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial, aunque dejó 24 muertos y miles de evacuados.