Cada siete días las más de 100 viviendas del barrio Rafaela Herrera, en el Distrito II de Managua son atendidas por las brigadas del Ministerio de Salud (Minsa) que aplicando cipermetrina y diesel a través de fumigación espacial eliminan los mosquitos adultos existentes.

Los brigadistas aseguran que lo más indicado es garantizar la presencia de la sustancia al menos diez minutos dentro del inmueble dando lugar que el mismo surta efecto dando un efecto positivo que garantiza la salud de los miembros del hogar.

“A través del rociado domiciliar hemos venido trabajando en función de las familias quienes han adquirido un mejor comportamiento pues nos permiten ingresar a sus hogares para que logremos hacer el trabajo indicado, lo que nosotros siempre les recomendamos es que una vez fumigado cierren las puertas y la sustancia aplicada haga su efecto” destacó Walter Escalante, Jefe de brigada.

La efectividad de la fumigación es notoria, las familias cada semana esperan a los brigadistas para que atiendan sus viviendas y se logre efectivamente la labor de prevención de las enfermedades lo cual garantiza el bienestar y la vida de los nicaragüenses.

“Con las lluvias hemos visto más zancudos en las casas sin embargo la labor del Minsa es muy buena porque cada vez que fumigas ellos desaparecen y eso nos permite hasta dormir más tranquilos y con la seguridad de que no vamos a enfermarnos” dijo Miriam Midence.

“Son muchas las enfermedades provocadas por los zancudos por eso debemos estar atentos a las visitas de los brigadistas para que ellos ingresen a la casa y las fumiguen. Lo bueno es que nosotros también pongamos nuestro granito de arena y mantengamos limpias las casas para que no se hagan criaderos” finalizó Wendy Velásquez.