Con una solemne eucaristía, los fieles católicos, junto a la Orden de Frailes Menores a la comunidad, y hermanos del Hogar Zacarías Guerra, celebraron este lunes con júbilo el 50 Aniversario de la Parroquia Nuestra Señora Fátima, ubicada en la colonia Centroamérica.

La Eucaristía fue presidida por fray Edwin Alvarado, Ministro Provincial de la Orden de Frailes Menores para Centroamérica, Panamá y Haití y fray Javier Lemus, párroco.

También estuvieron presentes los 30 frailes que actualmente están sirviendo en Nicaragua, muchos de los cuales han servido en esta parroquia.

“No podía dejar de estar presente en este gran acontecimiento ya que mi familia siempre ha venido a esta iglesia y es un cariño y amor”, dijo Javiera Blandón Bautista.

Luis Bermúdez, dijo que es “Muy bonito que como joven seamos parte de esta celebración en la que como jóvenes nos ha enseñado a reflexionar acerca de la vida y acercarnos más al señor, tomando en cuenta que mi familia tiene 25 años de venir”.

“Son 50 años en los quela iglesia ha pasado muchas etapas, yo tengo 57 años y desde chavalo venia a esta iglesia a reconfortar el espíritu y donde nos reunimos los domingos o sábados, para celebrar un acontecimiento como bautizos, pero también compartir las tristezas”, expresó Rodolfo Oviedo.

Durante la eucaristía se expresó la necesidad de la reparación del techo de la iglesia que tiene un costo alto, por lo que los feligreses se mostraron contentos de poder recaudar fondos para contribuir en mejorar la infraestructura de este templo.

En 1961, la Parroquia Nuestra Señora de Fátima mediante un decreto fue creada por el arzobispo Vicente Alejandro González.

Asumir el nombre de Fátima e interiorizar su imagen fue un deseo de los Frailes desde su llegada a Matagalpa, a solicitud del Obispo Octavio Calderón.
Los oficios religiosos se celebraban al aire libre en un terreno comunal, después utilizaron el salón del Centro Escolar Salvador Mendieta.

Detrás de la iglesia se habilitó la casa de los religiosos, la cual provincia nuestra Señora de Guadalupe, abarca Centroamérica, Panamá y Haití. En Nicaragua tiene 8 presencia.

Los primero Frailes llegaron de Italia a Matagalpa y de ahí se extendieron a otras ciudades. La casa en la Centroamérica fue hospedaje de los Frailes que iban al interior o a otros países.

Solían celebrar la misa en el rustico templo piramidal de base sexagonal a medio construir. Durante sus días de estancia la primera de las parroquias asumidas por los frailes fue la de Matagalpa y por esa la razón la casa en Managua se convirtió en necesario lugar de paso.

Después de los terremotos de 1968 y 1972, los franciscanos recorrieron cada vivienda para auxiliar a los pobladores y brindarles su consuelo. La presencia de los pioneros franciscanos de Fátima, fue ejemplo de trabajo, dedicación, fraternidad y solidaridad.

Entre los años 1964 y 1965, los niños, jóvenes, educadores y religiosos del Hogar Zacarías Guerra asistían regularmente a los oficios religiosos de esta parroquia.