El Asesor del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) Wilfried Strauch, informó que a 25 días del terremoto de 5.8 grados que se registró entre el volcán Momotombo y Cerro Negro el pasado del 14 de septiembre, las réplicas han disminuido considerablemente.

Strauch señaló que donde se localizó el  epicentro se registraron la semana pasada un total de 20 réplicas con magnitudes menores a los 3.5, no obstante advirtió que hay que mantenerse atentos por cualquier situación.

En cuanto a la actividad sísmica en el Océano Pacífico, el científico dijo que el único movimiento telúrico fuerte se registró el 6 de octubre con una magnitud de 4.2 frente a Masachapa, a una profundidad de 15 kilómetros, el cual no causó  daños en tierra por la lejanía y se debió a un choque de placas.

En relación a la actividad volcánica el científico explicó que el comportamiento es normal, en el caso del Volcán Masaya sigue con su lago de lava y el resto de los colosos mantiene sus emisiones de gases normales sin explosiones.