La presidenta Tsai Ing-wen recibió en audiencia el 6 de octubre a 19 participantes de ocho países que asisten a un programa de capacitación para oficiales extranjeros de alto rango en Taiwán, organizados por el Ministerio de Defensa Nacional de la República de China. Tsai extendió una calurosa bienvenida a los participantes en su calidad de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la nación.

Durante el coloquio, la Mandataria declaró que, desde que asumió el cargo en mayo, ha dado gran importancia a las relaciones de la República de China con sus aliados diplomáticos, y que desea que el mundo sienta la mano cordial y sincera de amistad extendida por Taiwán.

Los oficiales provienen de siete naciones aliadas diplomáticas de la República de China; a saber: El Salvador, República Dominicana, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Perú. Ellos permanecerán en Taiwán durante tres semanas.

Tsai hizo hincapié en que ella hizo su primera visita al extranjero como Presidenta de la República de China a Centro y Sudamérica en julio, a fin de consolidar los lazos con los aliados diplomáticos.

La Mandataria señaló que, durante su visita a Panamá, asistió a la inauguración de la ampliación del Canal de Panamá e intercambió opiniones con los dignatarios de varios países, añadiendo que también visitó Paraguay, donde dialogó acerca de la cooperación bilateral con funcionarios de ese país centroamericano.

Asimismo, Tsai mencionó que el 3 de octubre encabezó una ceremonia de bienvenida de Estado con honores militares para el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado, quien visitó Taiwán recientemente, con el propósito de reforzar las relaciones entre los dos países.

Por otro lado, afirmó Tsai, los programas de entrenamiento militar se han convertido en un importante canal para los intercambios entre la República de China y otros países. Como parte de su visita, los oficiales militares no sólo asistirán al programa de formación, sino que también obtendrán un conocimiento de primera mano de la infraestructura y la diversidad cultural de Taiwán, añadió la Mandataria.