En declaraciones al Programa En Vivo, de Canal 4, la Intendente de la Propiedad, Compañera Yara Pérez, explicó que los títulos de propiedad son el instrumento que garantiza a las familias nicaragüenses, el saberse dueñas de la tierra donde habitan, y más que eso les da seguridad de que pueden invertir en sus casas o producir en sus tierras.

Pérez recordó que durante los 16 años de gobiernos neoliberales el avance en cuanto a la titulación de propiedades fue mínimo, pero eso cambió a partir de que el Presidente Daniel Ortega llegó nuevamente al poder en el año 2007.

Según Pérez, el cambio de gobierno se acompañó de un cambio de cultura y de modelo en el que se ha empoderado a las familias nicaragüenses, particularmente a las mujeres, en la restitución de sus derechos, sin importar su filiación política o credo religioso.

La Intendente de la Propiedad comentó que como resultado de ese cambio de cultura, de los 162 mil títulos de propiedad que se entregaron hasta el año 2011, el 60% se otorgaron a mujeres, con lo cual se demuestra el cambio de cultura machista y la restitución de los derechos de las mujeres, para ser parte del despegue económico del país.

Pérez también detalló que más del 60% de los títulos se han entregado en el sector urbano, donde se han visto mayores necesidades de titulación.

Para el próximo año se iniciará la entrega de 81 mil títulos de propiedad a nivel nacional, y con ello el Gobierno Sandinista estará dándole continuidad a la restitución de los derechos de la familia nicaragüense.

Recordó que el programa de titulación es gratuito y por lo tanto las familias no deben pagar ni un solo centavo para que se les legalice la propiedad. No obstante, Pérez hizo un llamado a las familias que todavía no les ha llegado su titulo, a que esperen pacientemente, puesto que el proceso de titulación es un trabajo conjunto entre varias instituciones que se toma algún tiempo.

La intendente de la propiedad destacó que también se están atendiendo y dando respuesta a las demandas de titulación de  grupos como los retirados de guerra y las necesidades de tierras que hacen las familias nicaragüenses.

Finalmente Pérez afirmó que los documentos de propiedad que se entregaron y que se continuarán otorgando en el 2013, son títulos con un cimiento jurídico bien fuerte que protegen a las familias del despojo de sus propiedades.

“Nos hemos encargado que estas familias tengan el titulo con un cimiento jurídico bien fuerte que nada ni nadie se los pueda arrebatar”, indicó Pérez.