La imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa fue sumergida este fin de semana en Playa Hermosa de San Juan del Sur.

Ocho buzos fueron los encargados de introducir la virgen a unos 20 metros de profundidad en una zona rocosa del islote sur del archipiélago Las Palomas, donde se pretende recuperar un arrecife marino que se empezará a construir en las próximas semanas en el lugar.

“La Virgen está puesta en una base con sujetadores de concreto y acero inoxidable, que van amarrar la Virgen en el fondo, para quedar fija”, explicó Fabio Buitrago de la Escuela de Buceo y Ecología Marina Nicaragua.

La preparación de la Virgen se llevó un año y medio, entre el trabajo del escultor quien hizo los moldes de fibra de vidrio, mientras que el trabajo del hundimiento fue de dos días.

Con una altura de 2.4 metros, la Virgen pesa unas 1300 libras y tiene unos agujeros donde peces pueden entrar y vivir, en su base posee una placa de mármol donde tiene la siguiente plegaria: “Protege a los buceadores, rescata a nuestros náufragos, guía nuestras inmersiones y preserva la inmensa mar”.

“Tratar de hacer arrecifes artificiales, es parte de un proceso mundial, se está haciendo en Asia, Europa, etc. Es una oportunidad de recuperar el ecosistema marino perdido, y también atraer a turistas que les gusta bucear y ver este tipo de particularidades en la zona”, manifestó el buzo Cristhian “Poseidón”.